A tu nombre, Jorge Cieslik, jefe del cuerpo de guardaparques

El 10 de junio a la noche sonó el teléfono, le pedí a mi novia que atienda, porque sinceramente yo quería evitar hacerlo, era mi mamá. Mi viejo, aquel viejo alecrín de monte, había soltado su último aliento esa noche en Posadas.

- Publicado el 21/06/2012
image

Al menos 6 veces mi viejo jugó al ajedrez con la muerte, el ajedrez era uno de sus juegos favoritos; y jugaba muy bien, logró hacerle tablas, torcerle el empate por tres años más o menos.
Una vez le pregunté al “Gurí” Méndez, un amigo de corazón blando como un jabalí domesticado querido profundamente por mi viejo, que me cuente como era mi viejo en el trabajo, él me dijo: “Tu viejo responde a todo con un libro”; no mentía, así era también conmigo, Su habitación siempre estaba llena de libros.
Tantas cosas nos enseñó a mi y a mis hermanos; una vez, cuando era jovencito, como si se le hubiera escapado, me contó que un día antes de la víspera de Navidad había atrapado a un furtivo, cuando lo llevaron a la comisaría le pidió al comisario que lo dejara libre, que ya había aprendido la lección, el comisario se quedó extrañado, pero seguramente infundido por el respeto a mi viejo, le hizo caso. El siempre decía que lo que realmente importaba era hacerle frente a los peces gordos, no a quienes estos les pagaban para hacer su trabajo.

Se manejaba siempre con una conducta intachable, siempre llegaba puntual a todos lados, de lunes a lunes a las 6 de la mañana ya estaba arriba, se lavaba la cabeza, se tomaba unos mates y se iba para el laburo con una alegría que se le notaba en la distancia, más allá de las amarguras y los contratiempos, le encantaba su trabajo.

De grande, siempre charlábamos y discutíamos de temas muy diversos, el siempre me hacía muchas preguntas, sobre los pensamientos de algún escritor o pensador del que había leído. Su tema favorito era la política, un día mientras charlábamos de eso mi viejo exclamó:- “¡Pero vos querés que termine siendo oficialista!”. Nos reímos mucho, aún no tengo una postura política definida, pero mi viejo me enseñó algo importantísimo, con esas charlas que teníamos me enseño que aunque las personas seamos diferentes en las ideas, seguimos siendo irremediablemente personas, y aquel que tengamos en frente, más allá de las diferencias sigue siendo otro tipo igual que uno, otro tipo que también quiere tirar para adelante como todos y eso prevalece -siempre- ante todo.

“Los hermanos sean unidos, esa es la ley primera...
...porque sí entre ellos se pelean, los devoran los de afuera.”


Una ley que después de haber sido criado con mi viejo quedó grabada con fuego en mi corazón.
La comprensión, el entendimiento, las fuerzas de los argumentos, el respeto por el otro, el amor inevitable por esta enorme Argentina… como te quiero viejo querido.
Y no hay que imaginarse que eran solo cosas serias las que uno podía hablar con él, cuando era chico jugaba conmigo y mis hermanos a “la casita de los viejos”, se trataba básicamente de meternos todos bajo las sábanas y hacer de cuenta que esa era una casa, allí mi viejo nos contaba historias, algunas eran vivencias de él, otra, historias que le habían contado, otras eran directamente inventadas, tenía una capacidad increíble para inventar historias. El momento culmine, si era que él había comido flan o locro, llegaba cuando decía –“uh, se viene el terremoto”– lo que significaba básicamente que él se tiraba una gran pedorreta con la que salíamos despavoridos todos a los gritos y a las risas.

Era un tipo con un sentido del humor incorregible, contagiaba a cualquiera con su risa.
Era, como decía, inclaudicable, cada lucha que iniciaba la llevaba con ahínco y esmero, no paraba ni un solo día, su amor por el cuerpo de guardaparques lo hacía brillar, llevó al frente junto con otros dedicados guarparques la conformación de un sindicato propio, más allá del intento de muchos por quebrarlo, ahora hasta sus antagonistas le rinden homenaje y respeto, el sindicato hasta hoy día existe como una red amplísima que une a los guardaparques de los cuatro puntos de la Argentina.
Hubo otro día en el que encontró un escrito del siglo XVII de los jesuitas que se asentaron cerca de las Cataratas del Iguazú, el muy loco se puso en campaña para tratar de encontrarlas... y era tan loco que terminó encontrándolas.
Luego vino la idea del libro, inspirado y en homenaje a él, no podía no dejar por escrito todas esas peripecias, la rutina era la misma todos los días por varios meses, el se despertaba a las 6 de la mañana, se iba al patio cargado de libros y se ponía a escribir notas, resúmenes y esquemas; yo, en la pieza, me desvelaba en las noches para narrar y dar forma a las notas que el escribía, estábamos conectados mediante la ventana, y en esas horas en que coincidíamos, compartíamos mates y debatíamos sobre los temas en los que habíamos avanzado.

Cuando tenía 12 años más o menos me decía que estaban llevando una lucha adelante para que se respetara y se actualizara la reubicación del rango de los guardaparques por la antigüedad y el mérito. Como será esto de la justicia poética que cuando pareciendo que estaba todo perdido, terminó lográndolo, cuando le validaron legalmente todos sus años de servicio intachable, después de 10 años de lucha y dedicación acérrima, le agarró ese último bajón; Muñoz, otro gran guardaparque dijo acertadamente en memoria de mi viejo:

“…a vos no te mató la bala de un furtivo como al guardaparque Bernabé Méndez, te mato otro tipo de bala, una peor, una cargada con indiferencia, con descrédito a nuestra profesión, sí, moriste en cumplimiento del deber, porque hasta el último día pensaste en nosotros, en los guardaparques que quedamos…”

Mi familia y yo hemos logrado despedirlo en paz, tengo muy presente que uno no siempre tiene la posibilidad de despedirse de sus seres queridos con tranquilidad, sabiendo que esa persona logró las cosas que se propuso y que se pudo despedir tranquila, sin dolor y dignamente; mi familia me dio eso, paz en el alma, viejo querido, vos lograste infundirme paz en el alma, esa paz con las que hiciste todas las cosas en vida y ahora las seguirás haciendo en la vida de los demás.
Si existe Dios que te guarde en su cielo, de todas maneras, desde aquí, ya sabés, te vamos a llevar en el corazón este millar de personas que te conocieron y que de vos aprendimos, porque el verdadero maestro enseña sin necesidad de instigar a que los demás aprendan, si no que sus actos son lecciones, uno aprendía de tus gestos y siempre deseaba aprender un poco más, vos fuiste y sos un gran maestro.

Entiendo yo con esta torpe juventud que llevo encima que si de este mundo nada hemos de llevar, a él no hacemos más que dejarle todo, por tanto al fin y al cabo, cuando los minutos complementarios se terminan, lo importante es llevar esta vida de forma digna y sincera, como lo hizo el viejo, tal que permita que todos lo lleven a uno con orgullo en el corazón de las personas buenas.
A tu nombre, Jorge Cieslik, jefe del cuerpo de guardaparques, padre de la familia Cieslik-Segovia, guardián del monte, amigo del Iguazú, ese Iguazú del que te enamoraste !Salud querido viejo mío! ¡Salud! 

 Pablo Cieslik 


Informamos desde Parque Nacional Iguazú en nombre de la esposa Alicia y famila, de quien fuera de vida el Guardaparque Nacional Jorge Cieslik, invitando a todos los compañeros, amigos, colegas y conocidos, quienes quieran participar del esparcimiento de cenizas, que se realizará el día jueves 5 de julio a las 10:00hs, dentro del Parque Nacional Iguazú, camino al destacamento "Apepú", lugar donde fué asesinado por cazadores furtivo el Gpque Bernabé Mendez. Este pedido y deseo dejo en vida el Gpque "Polaco" Cieslik.

La empresa "Iguazú Jungle" pondrá a disposición UNIMOG para el traslado de las personas que quieran participar, Este acto se realizará a las 10:00hs

6 Comentarios

  • 1
    image
    lrc 21/06/2012 - 00:00:00

    Muy emotivo el relato , me lo leí de punta a punta porque no tiene desperdicio . No conocí a tu padre pero gracias por compartir con todos nosotros, tantos momentos guardados en tu memoria. Ya quisiéramos muchos de nosotros tener un papá como el tuyo . citaste una frase del martín fierro que la utilizo siempre , pero leí otra frase tuya que me llenó los ojos de sentimientos: Entiendo yo con esta torpe juventud que llevo encima que si de este mundo nada hemos de llevar, a él no hacemos más que dejarle todo, por tanto al fin y al cabo, cuando los minutos complementarios se terminan, lo importante es llevar esta vida de forma digna y sincera, como lo hizo el viejo, tal que permita que todos lo lleven a uno con orgullo en el corazón de las personas buenas.

  • 2
    image
    A.G. 21/06/2012 - 00:00:00

    Alicia una vez me contó este acontecimiento que quiero compartir, en época de la dictadura miliar una noche, vivían en la seccional de Mbocaí y llegaron gente uniformada, con fusiles Fal, y se los llevaron a los tres, su hijo de 3 años con ellos. A ella la largaron cerca de la casa de familiares y a Jorge se lo llevaron incomunicado a Posadas. Estuvo desaparecido varios días pero después apareció , según lo que alicia me contó se trató de una venganza por un procedimiento de pesca furtiva que Jorge con un grupo de Guardas había hecho en la zona de Cataratas, yo le preguntaba cómo es posible que le hubieran pasado tantas cosas? Y ella largando una carcajada me respondía, porque estamos vivos!. Hermosa familia, los quiero.

  • 3
    image
    Mara Kyle y Familia 21/06/2012 - 00:00:00

    Mis mas siceros pesame a la Familia Cieslik

  • 4
    image
    yafa 21/06/2012 - 00:00:00

    Pablito, que orgullo sentiria tu Pa si lee esta memoria!! Me sorprendiste! No me voy a olvidar nunca las aventuras que vivimos en el Palmar juntos.. Con lagrimas en los ojos mando saludos a esa hermosa familia

  • 5
    image
    Yoly 22/06/2012 - 00:00:00

    Pablito ! muy emotivo y auténtico el escrito a la memoria de tu padre!! Palabras que nacen del alma de un poeta para inmortalizar a otro. Un sentido y enorme abrazo a Alicia y tus hnos. Los llevo en el corazón.

  • 6
    image
    Omar 23/06/2012 - 00:00:00

    Tu papà fue como esos árbolesinmensos del monte, dejó los frutos y semillas, en vos se nota, tambienconozco a tu familia y siempre me inspiraron una envidia sana, siempre juntitos, sonriendo, los recuerdo asi unidos y felices, que hermosa familia hicieste

Participá de la conversación