Escuelas demandan profesionales

En los establecimientos de Eldorado preocupan los casos de niños que tienen dificultades de aprendizaje y de conducta. Al mismo tiempo lamentaron que los establecimientos no cuentan con el recurso humano para abordar problemáticas sociales y familiares.

- Publicado el 14/07/2012
Eldorado: “El tema es que para canalizar la ayuda y darle seguimiento nos cuesta mucho”, plantearon, y manifestaron que es necesario contar con profesionales para abordar las distintas problemáticas que se manifiestan en el ámbito escolar y que afectan a los aprendizajes.
Liliana Neubauer, directora de la Escuela 750 del barrio Gildi, explicó que el objetivo es incluir a todos los niños y con igualdad de oportunidades educativas.

“Tratamos de distintas maneras de contenerlos, de orientarlos y ver qué esta sucediendo, de hablar con los padres de los chicos”.
La docente señaló que cuando se presentan esto problemas de aprendizaje, los alumnos son derivados a los profesionales, y detalló que la situación es compleja dependiendo de cada caso.
“Hay casos donde no hay papás y hay casos en que traen malos comportamientos que son aprendidos en las familias”.
Mediante un informe detallado de los docentes se solicita la asistencia para el niño de áreas como Salud Mental y el centro de día, pero estos servicios se encuentran superados por la demanda.
 “Los profesionales no llegan a cubrir la demanda ante tantos pedidos de atención”, indicó la directora.
La escuela espera que las autoridades de Educación aprueben un proyecto para obtener un gabinete psicopedagógico, pero hasta la fecha no hubo respuestas.
“Hay cosas que la escuela no puede solucionar, pero los docentes estamos convencidos de que estos chicos no pueden quedar excluidos, bajo ninguna circunstancia”, sostuvo Neubauer.
Los docentes aseguraron que visitan a los familiares de los chicos que presentan algún problema, “tratamos de acompañarlos, cuando salen de la escuela para que no peleen”, dijeron.
La directiva expresó que acuden a la familia como la principal respaldo para trabajar con los niños. Sin embargo, ocurre que “las familias deben solucionar y estar presentes, pero a veces el problema está en el entorno familiar, es muy complejo”.
En la Escuela Nº 666, ubicada en el kilómetro 11 de la Zona Este, la directora Mabel Villalba plantea la necesidad de contar con profesionales para atender a distintas problemáticas.
Remarcó que en la escuela no hay una situación anormal de indisciplina, explicó que hay algunas peleas, “pero son propias de los niños de esa edad, eso lo vamos abordando”.
Pero al mismo tiempo planteó que la preocupación es que “algunos alumnos sí necesitan el acompañamiento profesional”.
A la escuela asisten 310 alumnos en dos turnos.
Villalba reflexionó que algunos problemas de aprendizaje se dan por el “desmembramiento de las familias”, y “esto afecta a los chicos”.
La escuela contaba con una psicopedagoga que años atrás, realizó un trabajo con los niños, “fue muy positivo, pero no tuvo seguimiento”.

Falta de apoyo de las familias
En la escuela del barrio Eldorado III, las docentes advierten que los conflictos barriales tienen su manifestación en la escuela y que generalmente las niñas son las que más pelean.
Asimismo, lamentaron la falta de apoyo de las familias, “muchas veces tratamos de dialogar y contarles un problema, pero se lo toman mal”.

Los directivos coincidieron en que los problemas de aprendizaje y de conducta, deben tratarse para lograr que los chicos sigan estudiando, pero detallaron que los recursos de la escuela son acotados y los padres no siempre pueden costear un tratamiento. 

Territoriodigital

0 Comentarios

Participá de la conversación