Castigan a su pequeña hija sentándola sobre un brasero

La nena, de 6 años, permanece internada en un hospital de la capital catamarqueña, donde debió ser intervenida quirúrgicamente tras la brutal agresión de sus padres. La Justicia intervino de oficio

- Publicado el 16/07/2012

Los progenitores son una pareja joven, oriunda de Tucumán, que supuestamente castigó a la niña porque se orinaba durante el día. Como reprimenda, la obligaron a sentarse sobre un brasero encendido que utilizaban para calentar la casa.

Tras el castigo, la niña debió ser ingresada rápidamente al sector de cirugía del centro de salud al que su madre, aparentemente arrepentida por el castigo, la llevó para que recibiera atención médica, aunque no había tomado cabal conciencia de la gravedad de la situación.

Los médicos debieron operar de urgencia a la niña para evitar que las heridas que sufrió en la zona de las nalgas y las piernas le produjeran una infección.

Fuentes de la justicia provincial dijeron que la menor, de seis años de edad, quedó alojada en una sala del Hospital de Niños "Eva Perón", y precisaron que su estado era "delicado" aunque es "controlado" por los médicos.

Un antecedente

La semana pasada se había producido en Catamarca un caso similar de violencia doméstica, cuando una niña de siete años, también residente en esta capital, fue descubierta por su maestra con graves heridas en las manos.

Por el caso fue detenido el padre de la niña, que aparentemente le puso las manos sobre una hornalla incandescente como castigo por una travesura.


Infobae

0 Comentarios

Participá de la conversación