Recorren los barrios para comprar cabello

Se trata de un grupo de ocho mujeres que visita los domicilios de Posadas ofreciendo dinero en efectivo por mechones de pelo. Cada vez son más las peluquerías que hacen extensiones de cabellera

- Publicado el 15/09/2012

POSADAS. Según comentó una de ellas, fueron contratadas por una de las peluquerías más conocidas del centro de Posadas. Al principio, trabajaban tres mujeres y hoy ya son ocho peluqueras, que se dividen en pequeños grupos y de manera organizada visitan los domicilios.
En Posadas la mayoría de las peluquerías que compran cabello luego lo utiliza para aplicar las extensiones a su clientela o mejor aún, comercializar con algún fabricante de pelucas en Buenos Aires, donde el kilo de cabello puede llegar a costar entre dos mil o cinco mil pesos.

El negocio
Actualmente, un kilo de cabello cuesta 800 pesos, pero el pago depende de la extensión y de la calidad. Ya no es imprescindible que el cabello sea virgen (se denomina así al que nunca fue sometido a tinturas o cualquier otro tratamiento), pero una de las condiciones es que no tenga tintura negra, ya que es muy difícil de quitar.
En los últimos años, en los medios nacionales se denunciaron varios casos de mujeres que caminaban con tranquilidad por la calle y fueron asaltadas por hombres o mujeres que directamente les cortan el pelo, como el tesoro más preciado.
“Nosotras hacemos un entresacado mechita por mechita y después el corte. Es un buen trabajo, no como la gente que viene desde Paraguay y según me contaron les dejaron peladas a varias mujeres”, dijo la peluquera.
Ante esta situación, la mayoría desconfía cuando este grupo de peluqueras llega a su casa ofreciendo la compra de cabello, por eso, ellas deben explicar detalladamente sobre el trabajo e incluso, mostrar de qué manera se realiza.

Robo de cabello
En junio del año pasado una joven de menos de 20 años fue atacada por uno o dos hombres que cortaron su larga y fina cabellera. Sucedió en Villa Cabello, y según habían relatado sus familiares, le cortaron con un cuchillo de una manera agresiva. El hecho transcendió por sus características inéditas y violentas.
Se trató de la primera víctima de esta modalidad que empezó a trascender en distintos medios de prensa de Buenos Aires a fines del 2010 y continúa preocupando en la actualidad.
Por otro lado, a fines del mes pasado, en Puerto Iguazú dos hombres y una mujer, ambos de nacionalidad paraguaya fueron demorados por la policía, ya que recibieron una alerta de que varias personas se desplazaban en un auto con chapa patente del Paraguay dentro de la aldea Yriapú, pretendiendo “comprar” el cabellos de las jóvenes aborígenes.

Semanas atrás de este hecho, también intentaron robarle cabellos a dos chicas en el barrio 300 Viviendas. Entonces las adolescentes avisaron a sus familias que dos mujeres les ofrecieron comprarle cabellos, y como se negaron, extrajeron tijeras de entre sus ropas e intentaron robarles la cabellera, pero pudieron huir. Las madres de las respectivas chicas hicieron la denuncia.  

Territoriodigital

1 Comentarios

  • 1
    image
    Grosso 16/09/2012 - 00:00:00

    No podemos permitir que se afanen los pelos de las chicas!!! queremos seguridad en iguazu!!!

Participá de la conversación