El primer Iguazú europeo: Entre coros y orquestas

En el año 1627 la población de Iguazú sumaba un total de 600 familias, principalmente de las tribus de los caciques Paraverá y Taupá. Este grupo fue el primero en construir sus casas alrededor de la plaza central y la iglesia, y de ellos, ese mismo año, algunos ya hablaban castellano y el pueblo ya tenía un coro y una orquesta.

Copyright © Lic. Hugo Lopez (Todos los derechos reservados) - Publicado el 31/08/2015
image Después de aproximadamente un año de fundado el pueblo de Yguazú, durante la visita del Padre Provincial Nicolas Durán en 1627, la población sumaba 600 familias de los principales caciques de la región, Paraverá y Taupá. Y aunque también, el padre Diego de Boroa menciona otros “dos o tres” caciques menores en una de sus cartas, las familias de las tribus de Paraverá y Taupá eran las más grandes y las que primero comenzaron a construir sus casas, siguiendo los planos que los padres fundadores, Boroa y Ruyer indicaron que se respetara.

En su carta al padre Durán, Boroa cuenta sobre la reducción de los caciques de esta manera: “…cúpole al capitán Paraverá el lucido vestido que V.R. le designó, también el capitán Taupá y los hijos de estrambos, quedaron obligados del amor que V.R. les mostró y obedecieron con mucha puntualidad al mandato de V.R. que se reduxesen luego con su gente i començasen sus casas antes que V.R. partiese… lo hicieron i prosiguieron y acabaron mientras V.R. estaba en Guayrá i añadiéndose a estos caciques otros dos o tres que avian estado rebeldes, llegaban a seiscientas familias las reducidas…”

Algunas de las influencias cristiana europeas comenzaron a manifestarse también en esa época en Yguazú. Durante su visita al pueblo, el padre Durán bautizó a muchos de los que ya estaban viviendo allí, y cuenta que algunas madres de los niños bautizados pedían que les pusieran por nombre igual que los nombres de los padres o algún símil en guaraní. “Yo bautiçe de mi mano algunos hijos de los dos (caciques) i quisieron se llamasen de mi nombre, Nicolás…”, cuenta el padre Durán en una de sus cartas.

Menciona también que uno de los caciques, Taupá, siguiendo con algunas de las nuevas costumbres cristianas europeas, instado por el padre Ruyer, pidió que uno de sus hijos fuera criado por los padres, para que sirviese a Dios. Relata Durán en su carta: “Taupá a pedido después con grande instancia (i alançeado por el Pe. Claudio Ruyer) que admitiese en nra. casa a su hijo mayor para que se criase a la vista de los Pes. con mayor policía i mayor afecto a las cosas del servicio de Dios…”

Por otra parte, Durán también menciona otros aspectos de las nuevas costumbres europeístas que los guaraníes iguazuenses comenzaron a dominar en ese año de vida que llevaba el pueblo. Contó que al llegar al pueblo, dos jóvenes lo recibieron en un acto en nombre de todos con un discurso en idioma español, y luego un coro cantó junto a una orquesta de violines y otros instrumentos. Dice: “También quando llegue a esta reducion me recibieron en ella con entusiasmo a los principios con mucho regoçijo (i con curiosos arcos triunfales) y dos niños me dieron la bienvenida en nombre de todo el pueblo en verso castellano (con mucha gracia i donaire i me hicieron sus dancillas con mucho ingenio al son de buena música de violones i otros instrumentos que avian llevado los Pes. de otras reduciones para que enseñasen a los indios de aquella…”

Así, mientras en otras grandes ciudades actuales de nuestro país, en 1627 aún ni siquiera se terminaban de formar su trazado urbano, el primer Yguazú europeo ya contaba con un diagrama urbano con casas construidas, una plaza central, una iglesia, pobladores bilingües, un coro y una orquesta, que sorprendían a los visitantes, quienes en varias ocasiones dijeron “nada tienen que envidiar a los coros y orquestas de la Europa”.


Referencias

Cartas annuas – Padre Diego Boroa 1627 y Padre Cludio Ruyer 1627
Carta del Padre Provincial Nicolás Durán - 1627
Santa María del Yguazú, 1626 – Investigación – Dr. Luís Honorio Rolón, Iguazú
El imperio Jesuítico – Leopoldo Lugones – Buenos Aires 1904
El Universo Misionero- Guaraní – Esteban A. Snihur – Golden Company, 2007
Misiones y sus pueblos Guaraníes – Guillermo Furlong – Buenos Aires 1962




 

0 Comentarios

Participá de la conversación