Paraguay declaró la alerta sanitaria por fiebre amarilla

Paraguay declaró la alerta sanitaria por fiebre amarilla (FA), medida con la que busca intensificar la campaña de vacunación en todo su territorio y profundizar las acciones de vigilancia de personas con sintomatología de arbovirus; y además, posibles epizootias en monos por fiebre amarilla selvática.

#Alerta - Publicado el 17/02/2017
image Iguazú (LAVOZ)  Desde la Dirección General de Vigilancia de la Salud del vecino país detallaron que la alerta “es preventiva” ante el avance de casos de fiebre amarilla en la frontera con Brasil. Se recordó asimismo, que esta situación de vigilancia sanitaria se sostiene desde fines de diciembre, cuando se conocieron los primeros casos de FA en el estado brasileño de Minas Gerais y se fortalece “ante la expansión de casos y los cuadros mortales que ya suman más de 80 en Brasil”.


De la cartera sanitaria explicaron que el documento se emite nuevamente, ya que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó a ese organismo revisar la cobertura de vacunas en la población de Paraguay, tener un stock de vacunas disponibles y a la vez, eliminar los criaderos de mosquitos Aedes aegypti en las ciudades, insecto que también es transmisor de dengue, zika y chikungunya.


La vacuna contra la fiebre amarilla es segura y asequible y proporciona una inmunidad efectiva contra la enfermedad en un rango entre 80 y 100% de los vacunados al cabo de 10 días, y una inmunidad de 99% al cabo de 30 días. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad, explicaron infectólogos del Ministerio de Salud.



En Brasil, entre el 1 de diciembre de 2016 y hasta el 10 de febrero, 77 municipios notificaron casos de fiebre amarilla, pertenecientes a las regiones Centro Oeste, Nordeste y Sudeste. El total de casos sospechosos notificados es de 1.060 -215 fueron confirmados, 80 descartados y 765 permanecen en estudio-. El total de fallecidos hasta el momento es de 82 confirmados, 3 descartados y 80 casos fatales todavía están en estudio. Los casos confirmados se distribuyen en tres estados: Espírito Santo (20), Minas Gerais (191) y San Pablo (4). Además, hay casos sospechosos en humanos y en monos en los estados de Paraná, Río Grande do Sul y Santa Catarina, consigna el Ministerio de Salud de Brasil en su último boletín epidemiológico.


La fiebre amarilla se presenta en el ámbito selvático donde afecta a los monos y es transmitida por un mosquito, el Haemagogus spegazzinii, que puede picar al humano cuando entra a zonas de vegetación por trabajo o recreación; pero cuando ingresa a la ciudad -lo que se conoce como urbanización del virus-, el insecto que la transmite es el Aedes aegypti, muy diseminado en las áreas pobladas de Paraguay, Argentina y Brasil











































Fuente: Territoriodigital

0 Comentarios

Participá de la conversación