El Legado jesuítico entre Misiones y Córdoba

En el marco del intercambio turístico entre las dos provincias, suscripto el pasado lunes entre los gobernadores de Misiones y Córdoba, periodistas y trabajadores de prensa de Iguazú visitaron Colonia Caroya que forma parte del legado jesuítico. Las estancias perfectamente conservadas, llenaron el alma de historia.

#Turismo - Publicado el 14/03/2018
El Legado jesuítico entre Misiones y Córdoba Iguazú (LAVOZ) En conjunto con la empresa Flybondi, la Agencia Cordoba Turismo y el ITUREM se organizó el FAMPRESS para periodistas y trabajadores de prensa de Iguazú a Córdoba, con el objetivo de promover sus atractivos y servicios turísticos en nuestra región. La acción se enmarca en la búsqueda de generar demanda para los vuelos directos entre IGR y COR, más el trabajo de promoción cruzada que viene desarrollando Iguazú con diversos destinos del país.

 En Colonia Caroya el Centro Turístico expone el Legado Jesuítico, ubicado en la Estancia Caroya, donde se exhibe el modelo productivo de organización social y cultural de los jesuitas en el “Camino Real”, si bien Misiones formo parte de las Misiones, en Colonia Caroya se mantienen conservadas las estancias con reliquias de gran valor histórico.

La Estancia Caroya fue uno de los establecimientos rurales que poseyeron los jesuitas en la provincia de Córdoba. Está ubicada en el límite oeste de la localidad de Colonia Caroya. Junto a las estancias de Santa Catalina, Jesús María, La Candelaria y Alta Gracia, y a la denominada Manzana Jesuítica de la ciudad de Córdoba, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, el 29 de noviembre del año 2000.
El conjunto edificado de la Estancia Caroya conserva la estructura colonial original con modificaciones realizadas a comienzos del siglo XIX. Además de la residencia principal se encuentran la capilla, el perchel, el tajamar, los restos del molino y las acequias, y el área dedicada a la quinta. Su estructura edilicia muestra rasgos arquitectónicos propios de los siglos XVII, XVIII y XIX, marcados por las distintas etapas de utilización de la casa.

La capilla data del siglo XVII, posee paredes de piedra y una imagen de la Virgen de Monserrat en el altar. Por los inicios de la década del 1960, la estancia de Caroya se encontraba ocupada por veinticinco familias que vivían allí tipo "conventillo".
Muchos años después, por gestiones de activos gobernadores de Córdoba, la estancia fue restaurada y el edificio puesto como en sus mejores épocas (S-XIX), abrió entonces sus puertas a visitantes y turistas, y si bien varias aplicaciones le dieron, la más frecuente fue la de cobijar en sus alas el arte friulano, fruto de la inspiración de los vecinos de Jesús María, de Colonia Caroya y de la Colonia Tirolesa.


Mira todas las fotos aca https://www.facebook.com/lavozdecatarata/photos/?tab=album&album_id=10156302674927650

 

1 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

  • 1
    image
    Torre EANA 14/03/2018 - 23:04:35

    Todo bien que te paguen unos pasajes de 2 mangos x Flybondi. Pero de cada 4 vuelos 2 se cancelan. Aca en el aeropuerto hay un avion de esta empresa tirado hace días por falta de mantenimiento. es un peligro!

Participá de la conversación