"Amor exigente": ayuda en caso de adicciones

La ONG “Amor Exigente”, con sus filiales en Brasil y Corrientes, hizo pie en Iguazú para ayudar a las familias con casos de adicciones, violencia o cualquier problema de comportamiento inadecuado. Se reunirán todos los sábados a partir de las 18hs. en las instalaciones del Bachitur, e invitan a quienes quieran participar.

#Sociedad - Publicado el 24/06/2019
Iguazú (LAVOZ) Son voluntarios, familia que tuvieron que atravesar por problemas de adicción y llegaron a esta ONG en busca de ayuda. Fue tanta la asistencia encontrada que ahora, como una forma de devolver algo de todo lo aprendido, decidieron crear acá un grupo para ayudar a las personas que atraviesan por esos problemas.

“A nuestra puerta nos tocó, empezamos a vivir todo eso y gracias a esa ayuda hoy estamos bien; y sentimos que llegó la ahora devolver un poco de todo lo que nos brindaron. Lo que vivimos dentro de la organización es puro amor al prójimo”, explicó Gabriela a LaVozDeCataratas.

 Los voluntarios, junto a los asistentes, analizan doce principios básicos para la organización familiar y social. Es una guía para una manera de vivir y administrar la convivencia entre los seres humanos, con amor y disciplina, rescatando el respeto, los valores morales y espirituales. “Cuesta porque no es de un día para el otro pero se puede salir adelante”

El trabajo tiene un enfoque que se realiza semana a semana. En los encuentros se tocan temas puntuales que luego cada uno los trabajará en su hogar, “temas como familia, sociedad, la persona, los principios éticos”.

“Además es un acompañamiento que se le hace a la familia de las personas que están con el problema. Cuando estas personas vuelven a sus hogares, después del tratamiento, necesitan tener una estructura que pueda sobrellevar el proceso. Y es ahí donde entra la familia, su apoyo y compañía”.

En la actualidad el mayor problema por el que atraviesan tanto los jóvenes como los adultos son las drogas, “es el disparador de muchos otros conflictos. La mayoría de los graves problemas parten de ahí. Lo que hay que tener en cuenta es que es una enfermedad social”.

Para finalizar, también destacó que es un acompañamiento gratuito, todos los sábados a la misma hora. Y la espiritualidad que se trabaja es abierta, pluralista. “No hacemos ningún tipo de diferencia sobre las creencias de las personas que asisten”.
 

0 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

Participá de la conversación