Ordenan captura internacional para el agresor de dos hermanos paraguayos

A casi tres semanas del asesinato a balazos del paraguayo Diego Armando Ruiz Díaz Sánchez (27), quien fue atacado por la espalda junto a su hermano José Mariano Ruiz Díaz Melgarejo (20) en el barrio Las Palmeras, de Iguazú, los pesquisas que intervienen en el caso sumaron durante las últimas horas nuevos elementos en busca de poder ubicar al autor del hecho.

#Justicia - Publicado el 09/01/2020
Ordenan captura internacional para el agresor de dos hermanos paraguayos Iguazú (LAVOZ) Es que fuentes consultadas por este matutino indicaron que mediante un entrecruzamiento de datos finalmente se pudo lograr la identificación formal del presunto agresor, de quien hasta el momento sólo se sabía que era conocido con el apodo de Pampi y que tenía domicilio provisorio en un departamento de alquiler en el barrio Riberas del Paraná, de la Ciudad de las Cataratas.

En este contexto, las fuentes ligadas al caso señalaron que el responsable del ataque posee doble nacionalidad: Edgar Sandoval Ortiz en Paraguay y Edgar Jonathan Sandoval en Argentina.

Ahora, sobre esta persona pesa desde ayer una orden de captura internacional que fue emitida tanto al Paraguay como al Brasil por el Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites.

Los voceros añadieron que desde hacia varios días se manejaban al menos tres identidades distintas sobre el atacante y que por esta razón se dilató varios días la emisión del pedido formal de arresto para el sospechoso.

Por un lado, se sabe que luego de la balacera Sandoval regresó a Paraguay por uno de los pasos clandestinos que unen Puerto Iguazú con Ciudad del Este.
Sobre este personaje los efectivos de la seccional Cuarta de la Unidad Regional V indagaron con varios vecinos de la zona del ataque y establecieron que tendría un familiar que varios días antes del hecho le habría dejado el alquiler a su cargo, ya que debía ir por trabajo a la localidad de Wanda.

Entre las sospechas que manejan los pesquisas sobre las actividades que desempeñaban en Iguazú tanto los hermanos Ruiz Díaz como el ahora prófugo se habla de que los tres estarían vinculados al mundo del contrabando, si se tiene en cuenta la declaración testimonial de personas cercanas al entorno de los implicados.
Esto último fue negado rotundamente por el sobreviviente a la balacera, José Mariano (20), quien de acuerdo a fuentes médicas recibió días atrás el alta médica del Hospital Samic de Puerto Iguazú, donde estuvo varios días en terapia intensiva como consecuencia del ataque.

Ahora el joven continúa la recuperación de los dos impactos de bala que recibió en el cuello y en la espalda en su Ciudad del Este natal y se presume que en los próximos días sea citado a declarar ante la Justicia misionera.

El ataque

Según lo que se pudo reconstruir hasta el momento, se sabe que los hermanos Ruiz Díaz llegaron a Puerto Iguazú el sábado 21 de diciembre, en horas de la tarde, luego de cruzar el río en una canoa desde Ciudad del Este.

A partir de los relatos aportados ante la Policía por el menor de los hermanos antes de ser derivado en grave estado de salud al hospital local se sabe que tanto él como su hermano habían llegado hasta el departamento de Pampi ya que éste era conocido de la familia.
Allí estuvieron hasta cerca de las 21. Los tres paraguayos compartieron varias jarras de tereré hasta que en un determinado momento Pampi invitó a sus compatriotas a ir hasta un bar de la ciudad por unas cervezas.

Ante esta propuesta, los tres subieron en la moto Kenton 150 de Sandoval y salieron rumbo a un bar céntrico.
Sin embargo, el ahora prófugo pidió detenerse unos instantes en el barrio Las Palmeras para orinar.

El sobreviviente narró que la zona elegida fue un sector de muy poca iluminación y próximo a un malezal del citado barrio.
Siempre desde el relato de José Mariano, al terminar de orinar, Pampi sacó de entre sus prendas de forma repentina un arma de fuego con la que efectuó varios disparos hacía él y su hermano que aún permanecía en la moto.

Como consecuencia de la balacera, ambos resultaron gravemente heridos y quedaron tendidos en el suelo, mientras que el atacante tomó la moto y escapó del lugar.
Un testigo que conocía a Pampi comentó luego a los investigadores que cerca de las 23 de ese sábado se cruzó en la calle con el motociclista y que le llamó la atención que no lo saludara debido a la gran velocidad en la que circulaba por las calles terradas del barrio Las Palmeras.

Como pudo, José Mariano intentó auxiliar a su hermano, aunque éste apenas podía respirar producto de los disparos.
A los pocos minutos, una comisión policial de la Seccional Cuarta que fue alertada por vecinos llegó al lugar y trasladó a los paraguayos hasta el nosocomio local.
Desafortunadamente, el mayor de los heridos falleció mientras era asistido por los galenos.
 


Fuente: Agustín Mazo, Elterritorio

0 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

Participá de la conversación