Ventajas para los argentinos que deciden mudarse a Uruguay

El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, ya lo anticipó: su plan cuando asuma es flexibilizar los trámites para que los inmigrantes obtengan la residencia legal y también otorgar beneficios en el aspecto fiscal, para que puedan llevar sus capitales a tierras uruguayas

#Internacionales - Publicado el 10/01/2020
Ventajas para los argentinos que deciden mudarse a Uruguay Iguazú (LAVOZ) Su intención es que unos 100.000 argentinos se muden —o lleven sus bienes— al país vecino, según trascendió luego de un encuentro con miembros de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción.

Economistas locales cree que estas medidas podrían incentivar más aún la mudanza a ese país, tanto de personas como de empresas.

Una de las flexibilizaciones será la reducción de los montos de patrimonio en bienes inmuebles o en inversiones que se exigen para la obtención de la residencia fiscal.

¿Qué diferencias existen hoy entre el sistema tributario argentino y el uruguayo? ¿Cuál es el beneficio que obtiene un empresario o personas de altos ingresos al mudarse? Según explicaron tributaristas locales a Infobae, una de las claves es que en Uruguay no se gravan las ganancias o los bienes que se generan o están fuera del país. Es decir, si un argentino obtiene la residencia fiscal en Uruguay —para lo que efectivamente debe vivir allí— y tiene bienes en los Estados Unidos, o en cualquier otro país fuera de Uruguay, no debe tributar por esos bienes.

 El aumento a los bienes personales de 2018 con respecto a 2019 aumento 12 veces en pesos si se toma el patrimonio que se tiene en el exterior
La reciente Ley de Solidaridad, sancionada en diciembre pasado, impuso varios cambios en el impuesto a los Bienes Personales para los contribuyentes argentinos. Entre ellos una alícuota diferencial de 2,25% para los bienes que están fuera del país, lo que motivó a personas con alto nivel de ingresos o dueños de un patrimonio importante a iniciar consultas para obtener el cambio de residencia. Por este tema, los tributaristas están atravesando un verano con mucho más trabajo que el habitual.

Sin embargo, también advierten que no se trata de un trámite sencillo o un simple cambio de residencia. “El aumento a los bienes personales de 2018 con respecto a 2019 aumento 12 veces en pesos si se toma el patrimonio que se tiene en el exterior, según los análisis que hacemos. Al acelerar los trámites para otorgar la residencia permanente, que hoy lleva varios meses, Uruguay facilita los cambios a los contribuyentes. Pero no alcanza con el cambio de residencia para darse de baja en la AFIP, hay que cumplir con otros requisitos, hay plazos de permanencia y se debe determinar dónde está el centro de intereses vitales, económicos y familiares del contribuyente", explicó César Litvin, CEO en Estudio Lisicki, Litvin & Asoc.

El equivalente uruguayo al impuesto a los Bienes Personales es el impuesto patrimonial, que se empieza a tributar a partir de los USD 250.000, mientas que en la Argentina es a partir de los $2 millones (menos de USD 30.000). Además, en Uruguay toman en cuenta activos y pasivos, mientras que en la Argentina no se contemplan las deudas (salvo para los casos de deudas hipotecarias por vivienda propia). “Los cálculos son una motivación para trasladar su vida a un país que los trate con más ‘cariño impositivo’. Hay muchas ganas de irse, pero son pocos los que realmente pueden hacerlo a la hora de cumplir los requisitos”, agregó.

La AFIP cuenta con las herramientas necesarias para determinar si el contribuyente efectivamente cambió su residencia o si su principal fuente de ingresos sigue estando en la Argentina. “También Paraguay y Bolivia son países con niveles de impuestos similares y ya viene ocurriendo que los empresarios vayan pensando en una mudanza, pero no es nada sencillo. Por la Ley de Solidaridad se hicieron cambios impositivos, antes se tomaba el domicilio y ahora es la residencia, lo que implica pasar más 180 días fuera de la Argentina”, destacó el especialista en impuestos Ezequiel Passarelli.

 Por la Ley de Solidaridad se hicieron cambios impositivos, antes se tomaba el domicilio y ahora es la residencia, lo que implica pasar más 180 días fuera de la Argentina
“La AFIP puede determinar dónde está lo que se conoce como el ‘centro vital de intereses’. Si cambiaste de residencia, te fuiste a Uruguay, pasás más de 180 días en el exterior pero tenés tu empresa en Argentina, tu familia está, tus chicos van al colegio acá, son indicios de que en realidad vivís en el país y la AFIP considera que estás tratando de evadir impuestos y pueden iniciar una demanda”, advirtió.




Fuente: Infoabe

0 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

Participá de la conversación