El peso continúa perdiendo valor frente al dólar

De no ser por la implantación de las precauciones necesarias a causa de la actual crisis sanitaria en el mundo, sería un momento ideal para que los turistas extranjeros visiten Iguazú, ya que el número de pesos que obtendrían por cada dólar está ahora mismo en sus valores más altos.

#Economia - Publicado el 23/03/2020
El peso continúa perdiendo valor frente al dólar Iguazù (LAVOZ) Si noviembre, diciembre y enero fueron unos meses dominados por la estabilidad del precio de nuestra moneda, en febrero y en lo que llevamos de marzo el peso no ha dejado de perder valor, lo cual podría beneficiar a ciertos sectores –turismo e importaciones- de no ser por la paralización del turismo y el descenso del comercio que experimentamos actualmente.

No todo es culpa del coronavirus
Aunque ha contribuido a que caiga la moneda, no podemos echarle toda la culpa a la nueva cepa de coronavirus, ya que el país venía arrastrando problemas de meses y años atrás, problemas que probablemente deshabilitan al peso como instrumento de ahorro para las familias, o como activo para invertir, ya sea en el forex clásico o en el trading de forex, actividades para las que se suelen utilizar pares de divisas más fuertes y estables cómo USD/JPY, USD/EUR o USD/GBP entre otras.

Problemas de la economía argentina
Antes de la situación actual nuestra economía ya venía experimentando problemas graves, algunos nuevos y otros casi estructurales, entre los que cabe destacar la inflación de la que ya hemos hablado, la asfixiante deuda externa que arrastran sector público y privado y la amenaza cierta de la recesión, de la que ya se venía avisando mucho antes de que supiéramos siquiera que es un coronavirus.

La inflación es algo a lo que los argentinos estamos más que acostumbrados, independientemente de que sepamos qué es el forex –mercado de intercambio de divisas internacionales- o no, todos somos conscientes de que con nuestros pesos se pueden comprar cada vez menos dólares, de ahí que para los ciudadanos argentinos- y para los ciudadanos de países con altas inflaciones- las divisas extranjeras fuertes sean un activo refugio. La variación del IPC Interanual para febrero fue de más del 50%, y desde enero se había acumulado un incremento del 4,3%. Para hacernos una idea de lo descomunal de la cifra basta comparar los datos con los de España, con un crecimiento del IPC interanual en febrero del 0,7% y un acumulado desde enero de -1,1%, o Chile, que para los mismos datos tuvo los siguientes valores respectivamente del 3,9% y del 1%. 

La deuda externa y su monstruoso crecimiento, uno de los puntos que más contribuyó a desalojar a Macri de la Casa Rosada, es un asunto tan recurrente para la Argentina que todos deberíamos ser ya expertos en el tema. Entre renegociación y amenazas de repudio de la deuda, la última noticia fue el decreto 250/2020 que autoriza a reestructurar la deuda externa argentina: "a efectos de resolver la situación de inconsistencia macroeconómica, resulta fundamental implementar políticas de deuda como parte de un programa integral diseñado con el objetivo de recuperar un crecimiento sostenible de la economía y restaurar la sostenibilidad de la deuda pública". A pesar de la firma del decreto aún no se ha presentado la oferta para la reestructuración de la deuda.

Durante las dos semanas que empezaron a contar el pasado día 15 se debía comenzar la ronda de contactos con los inversores para darles detalles del plan, sin embargo, el coronavirus y sus consecuencias han obligado a postergar el asunto de momento. La última noticia es la intención del gobierno argentino de solicitar autorización a la Comisión de Bolsas y Valores de los EEUU para reestructurar parte de la deuda con la principal economía del mundo. 

De todas formas, el FMI -uno de los principales acreedores de Argentina, ya avisó el pasado mes de febrero de que no podrían otorgarle una quita en el capital de la deuda- como bien dictan los estatutos del organismo supranacional, restricciones que por lo tanto no se limitan tan solo al caso argentino.
Todos estos factores en su conjunto han ayudado a la hora de tumbar a la Bolsa de Buenos Aires, entre otras muchas.

S&P Merval por debajo de los 30 000 puntos
La caída generalizada de las bolsas no es solo cosa de Argentina, ni siquiera cosa de unos pocos valores, ya que incluso algunos de los activos más fuertes están viendo resentidas sus cotizaciones, si invertimos o realizamos trading online con acciones como las de Tesla, Apple o Microsoft veremos que han sufrido fuertes caídas las últimas semanas, con algunos rebotes hacia arriba de forma ocasional.

Peso argentino, Depositphotos.

0 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

Participá de la conversación