Equinoterapia: cuando los animales curan con amor

La equinoterapia es una terapia de habilitación y rehabilitación donde el caballo es el agente de salud. Esta iniciativa nace a partir del impulso de un grupo de profesionales en Iguazú, y Las sesiones se realizan en el complejo recreativo Tierra Roja los días sábados.

#Salud - Publicado el 30/07/2020
Equinoterapia:   cuando los animales curan con amor Iguazú (LaVozDeCataratas) Este grupo de profesionales de Iguazú, integrado por la psicopedagoga Rosana Ramirez, el kinesiólogo Matias Pereyra, la enfermera Carolina Ramirez, con el acompañamiento del psicólogo Dario Vibero, y la Instructora en equitación Úrsula Waidelich, dedicada desde siempre al mundo de los caballos, ayudan a las personas con diferentes discapacidades . Además de promocionar esta disciplina en diferentes actividades llevando al conocimiento popular todos sus beneficios.

“Los beneficiarios serán quienes posean alguna discapacidad, según el Régimen de Promoción Integral de la Persona con Discapacidad; y quienes posean indicación médica del tratamiento, para lograr su recuperación o rehabilitación”, contó el psicólogo Darìo Vibero a LaVozDeCataratas.

La equinoterapia es una terapia de habilitación y rehabilitación donde el caballo es el agente de salud. Dentro de los múltiples beneficios que tiene esta actividad para niños con un diagnóstico de TEA podemos destacar, en esta oportunidad, la estimulación del sistema sensorial, vestibular y propioceptivo que en estos pacientes se encuentran afectados.
¿Qué son estos sistemas?

El sistema sensorial es el que quizás más conocemos. Es el encargado de recibir todos los estímulos del medio ambiente. En niños con TEA se presentan disfunciones en la integración de estos receptores pudiendo aumentar su percepción o disminuirla. El caballo debido a sus características particulares como ser su tamaño, el calor de su cuerpo, su pelaje, su olor, es un magnifico generador de sensaciones permitiéndonos al estar en contacto con él lograr adecuar y estimular los mismos.

El sistema vestibular es el encargado del equilibrio, cumple tres funciones principales: el balance, la postura y los movimientos oculares. Permite la orientación en el espacio, ajustar tanto la postura como la actividad de los músculos y estabilizar los ojos durante el movimiento de la cabeza o al moverse el ambiente externo. Cuando este sistema no funciona adecuadamente provoca que la persona tenga la necesidad de realizar movimientos extras para poder recibir información del ambiente, como balancearse o girar sobre sí mismo. También presentan poco control postural y estabilidad. Durante la monta la estimulación de este sistema se realiza de manera total y continua, por lo tanto, es necesario que los profesionales sean quienes preparen y controlen el momento de realizar la monta, adecuando la misma al paciente teniendo en cuenta sus particularidades e individualidad.

El sistema propioceptivo es el encargado de enviar al cerebro la información sobre la posición y el movimiento de las distintas partes del cuerpo entre sí y en el espacio. Los movimientos e impulsos que genera el caballo son grandes estimuladores de este sistema.

Por ello a la hora de realizar la terapia, debido a la cantidad de estímulos y la sensibilidad de estos niños, es sumamente necesario y una condición primordial que las sesiones sean guiadas y supervisadas por profesionales idóneos en la actividad. La equinoterapia no se trata de un paseo a caballo sino de una TERAPIA y debe cumplir con los requerimientos de esta condición.

Por otro lado, vale destacar el hecho de que con el caballo no necesitamos de lenguaje para comunicarnos, no necesitamos palabras. El caballo se conecta sin invadir que es una condición necesaria en niños con esta condición. El caballo reacciona a las actitudes y acciones del paciente.

Estos son solo algunos de los beneficios que la equinoterapia brinda a los pacientes con un diagnóstico de TEA. Si a esto le sumamos otra gran cualidad que posee en si misma que es el hecho de que se imparte en un ambiente totalmente diferente a las demás terapias podemos aseverar que es una de las actividades terapéuticas más completas y beneficiosas no solo para niños con TEA sino para todas aquellas dificultades y condiciones que afecten a las personas, brindándole una mejor calidad de vida.



0 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

Participá de la conversación