“No creo que a Juan Carlos le fueron a robar, fueron directo a matarlo”

Tras el crimen del empresario Juan Carlos Scholz (53) tanto su expareja como su hija menor admiten vivir con miedo. Nunca más superaran la pérdida de su ser querido. Se enteraron de la posible liberación de los sospechosos de cometer el crimen e incluso la adolescente, quien actualmente tiene 15 años, fue quien se llevó la peor parte al saber que los imputados serán excarcelados, según aseguró su progenitora.

Iguazú (LaVozDeCatartaas) “Ella no puede reiterar todo ese sufrimiento, padece una enfermedad cardíaca y esto le afectó mucho”, dijo a este Diario la madre de la menor y exesposa del empresario asesinado, Ramona Graciela Balovier.

Luego la mujer agregó que “le diría a la Justicia que retomen bien el caso, que hagan lo pertinente, dice bien que todavía no los liberaron y se pueden hacer bien las cosas para que vayan de una vez por todas a juicio y se sepa la verdad”.

Vale recordar que a principios de esta semana la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores sugirió al Juzgado de Instrucción 1 de esta capital que excarcele a los cuatro detenidos por el crimen de Scholz. Dicha resolución tuvo, entre otros fundamentos, que se agotaron los plazos razonables de la prisión preventiva y que la Fiscalía aún no elevó la causa a debate. El empresario fue ultimado de un disparo en el abdomen en medio de un asalto, en su domicilio de San Ignacio el domingo 20 de marzo de 2016, poco después de las 20.30. El ataque quedó registrado en una cámara de seguridad, lo que permitió acelerar el esclarecimiento.

El juez instructor de la causa, Marcelo Cardozo, les dictó la preventiva a los citados involucrados con la calificación provisoria de “homicidio en ocasión de robo”. Para la expareja del hombre ultimado por los delincuentes, dicha acusación no se ajustaría a lo que ella cree que sucedió.

“Hay cosas que no cierran”

Ramona conjeturó que los asesinos de su expareja “fueron directamente a matar, nunca me cerró la versión del robo. Lo que hay que hacer es que hablen los delincuentes, quien o quienes lo mandaron a matar. Hay cosas muy oscuras, para mí que fue algo por encargo. Pero tengo mis sospechas”.

“Lo que más quiero y hago el pedido también por mi hija es que se haga justicia, uno se siente impotente ante estas situaciones. Que alguien nos ayude para que no salgan de la cárcel, es injusto que salgan los asesinos de Juan Carlos”, expresó.

Luego afirmó que “no entiendo por qué no hubo juicio, yo estuve tratando de asesorarme y averigüé que podría constituirme en la causa como querellante, pero quiero hablar con la Fiscalía primero. Según averigüé con abogados puedo ser querellante en la causa penal y ahora estoy interesada y también porque mi hija quiere que se haga justicia. Mi hija quedó muy afectada al enterarse y nunca tuvo contención psicológica y tiene problemas cardíacos, tiene miedo de cruzarse con los asesinos en la calle”.

“Se salvó por milagro”

La expareja de Scholz relató que su hija se salvó por milagro aquel domingo en que fue perpetrado el homicidio.

“Cuando sucedió todo ella tenía diez años, justo se empezaban a conocer con su padre. Pocos días antes él quedó que iba a pasarla a buscar ese fin de semana, pero justo le surgieron cuestiones laborales y avisó que no iba a poder buscarla en Posadas porque tenía mucho trabajo. No sé que hubiera pasado”, puntualizó.

 

Fuente: Primera Edición

error: Contenido protegido!