Qué se puede hacer y qué no si ya te vacunaste contra el COVID-19

Mientras avanza a diferentes velocidades y ritmos la vacunación en el mundo, comienza a surgir con fuerza el interrogante de qué hacer y qué no una vez recibida la inoculación. ¿Es posible pensar en salir a caminar sin mascarilla? ¿Son seguras las cenas en interiores o los abrazos con amigos?

Iguazú (LaVozDeCataratas)  la respuesta es complicada. Por ahora, las personas que recibieron la fórmula contra el COVID-19 deben tomar decisiones en un mundo en donde los vacunados y los no vacunados coexisten y convivirán durante al menos meses, incluso dentro de un mismo grupo familiar.

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), las personas completamente vacunadas pueden reunirse en espacios de interior con otras personas que también hayan recibido las dos dosis sin tomar precauciones adicionales. A su vez, las personas vacunadas pueden reunirse con otras familias no vacunadas sin mascarilla pero siempre y cuando estén a una distancia prudencial -de al menos dos metros- los unos y los otros y mientras no estén en riesgo de desarrollar un caso grave por el nuevo coronavirus, al integrar alguno de los grupos de riesgo.

Los CDC instan a las personas completamente vacunadas a seguir respetando las precauciones (REUTERS/Lindsey Wasson/File Photo)Los CDC instan a las personas completamente vacunadas a seguir respetando las precauciones (REUTERS/Lindsey Wasson/File Photo)

De todas formas, los CDC instan a las personas completamente vacunadas a seguir respetando las precauciones y señalamientos dados por las autoridades sanitarias, es decir tomar las precauciones de cuidado tanto en público como en reuniones privadas medianas o grandes. Esto incluye el frecuente lavado de manos, el uso de tapabocas o barbijo y el espaciado entre las personas.

Según la directora de los CDC, Rochelle Walensky, “hay algunas actividades que las personas que ya recibieron la inmunización pueden comenzar a reanudar ahora en la privacidad de sus hogares. Sin embargo, todos, incluso los que están vacunados, deben continuar con todas las estrategias de mitigación cuando se encuentren en entornos públicos”.

La mayoría de los expertos coinciden con el organismo oficial norteamericano: hasta que no estemos más cerca de la inmunidad de rebaño, cuando la gran mayoría de la población esté protegida mediante la vacunación o por haber cursado la infección por el virus SARS-CoV-2, el uso de los barbijos, el distanciamiento social y el evitar los espacios cerrados y/o muy abarrotados de gente en interiores debe ser prácticas habituales para todos.

Los consejos de los CDC apuntan a que la evidencia sugiere cada vez más que las personas vacunadas tienen menos probabilidades de transmitir el virus a través de infecciones asintomáticas, pero también hay muchas preguntas e interrogantes aún sin resolver en este sentido, por ejemplo en relación a la duración de la protección de las vacunas y su efecto frente a las variantes emergentes.

Para Chris Beyrer, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, “para estos varios meses en los que la cobertura de inmunización aún es baja, todavía estamos aprendiendo sobre las variantes, cepas y mutaciones que van apareciendo y por lo cual necesitamos saber más sobre esta transmisión. El mensaje que debemos dar de salud pública es mantener los comportamientos de cuidado hasta que salgamos de esto, que lamentablemente aún no hemos terminado”.

Vacunados con vacunados

Las pautas de los CDC están de acuerdo en que una vez que estén vacunados completamente, al menos dos después de la segunda dosis, es seguro reunirse en espacios interiores con otras personas completamente vacunadas sin mascarilla ni distancia.

En esta línea también opinó Paul Sax, director clínico de la división de enfermedades infecciosas del Brigham and Women’s Hospital en Boston: “Reunirse con otras personas inoculadas es científicamente muy seguro. Nada es 100% seguro pero en este caso se le acerca bastante”.

“No creo que la gente deba ir corriendo a un bar recién vacunados en donde las personas se gritan”, añadió, “pero el tipo de socialización que es parte de la naturaleza humana y que ha quedado en suspenso para muchos, se puede ir reanudando paulatinamente”.

SEGUINOS

Iplyc
error: Contenido protegido!