Día del donante voluntario de sangre: “no cuesta nada y se puede salvar a alguien”

La contribución que efectúan los donantes de sangre voluntarios es crucial para el Sistema de Salud., ya que la misma no se puede fabricar ni sustituir, por ello, donantes voluntarios recurrentes de Iguazú cuentan su testimonio y alientan a quienes aún no se animan a donar, ya que con ello se puede salvar vidas.  

Iguazú (LaVozDeCataratas) La sangre es un elemento imprescindible para vivir. En algunos casos, como cirugías, accidentes y algunos tratamientos es necesario realizan transfusiones sanguíneas. Como la sangre no se puede fabricar ni reemplazar por alguna otra sustancia artificial, la única manera de obtenerla es a través de la donación.

Juan tiene 30 años y hace un año y medio que es donante regular de sangre, es portador del grupo 0+  que puede ser recibida por cualquier grupo: A, B o AB (siempre y cuando sea positivo). Esto se debe a que como no hay ningún grupo con el que se fabriquen antígenos anti-0, nadie reaccionará contra él si se recibe sangre suya.

“Me comentaron la situación esa y con más razón me interesé y me preocupaba por donar cada vez que había una campaña. Doné ya cuatro veces, en cada convocatoria que había me anotaba y donaba. Animo a las personas a que donen sangre porque es importante, hace falta y no cuesta nada” afirmó a LaVozDeCataratas.

Argentina tiene Bancos de Sangre regionales que se encargan de recibir, estudiar almacenar y distribuir las donaciones. El correspondiente a Misiones está en Posadas, en el Parque de la Salud. En la provincia hay además dos postas fijas de donación, que trabajan de forma diaria ubicadas en Eldorado y Oberá. Lo recolectado en esas dependencias se distribuye en toda la provincia.

Por otra parte, el Banco de Sangre y Tejidos Biológicos de Misiones cuenta con dos postas móviles que visitan las ciudades donde se organizan campañas de donación como en Iguazú, donde las mismas se realizan dos o tres veces al año. Cada vez que eso ocurre Irma y su hija participan “Es un estilo de vida que tenemos nosotros, el amor al prójimo está en mí y en mi familia. Mi hija y yo somos donantes desde hace mucho tiempo y el mensaje es ese, de poder brindar un aporte en algo que no da trabajo, no cuesta dinero, simplemente separar un tiempito y es algo positivo en la vida de uno, es una alegría poder ayudar al prójimo” comentó.

Emilia tiene 34 años y también es donante desde hace una década “Las primeras veces doné porque tenía personas conocidas que necesitaban sangre, y ahora más o menos dos o tres veces por año voy a donar. Lamentablemente muy poca gente dona sangre y es un procedimiento que dura como mucho una hora, podés ayudar a una persona y no tiene nada contraproducente, no es que te desmayas no te pasa nada” explicó y por eso invito a que “se animen a donar quienes no hayan donado todavía, que no tengan miedo porque es realmente muy sencillo y podés salvar a alguien” aseguró la mujer.

Cada donante de sangre puede salvar la vida de al menos tres personas diferentes. Esto se debe a que la sangre no se utiliza como el donante la entrega sino que se fracciona de rutina en plasma, glóbulos rojos y plaquetas.

Donación de plasma para combatir el COVID: 

El plasma es uno de los componentes de la sangre, Las personas recuperadas de COVID-19 poseen en el plasma de su sangre anticuerpos que podrían beneficiar a quienes están cursando la enfermedad. Ellas están en condiciones de donar su plasma por un método denominado de aféresis, pasados 14 días de su recuperación y contando con una prueba negativa para COVID-19 que es aplicado a personas que cursan el coronavirus como tratamiento ambulatorio.

Requisitos par ser donantes: 

  • Tener entre 18 y 65 años de edad.
  • Pesar más de 50 kilos.
  • Tener buen estado de salud.
  • Tener la presión arterial en valores adecuados.
  • No tener fiebre ni haber padecido alguna enfermedad en los últimos 7 días.
  • Haber descansado por lo menos 6 horas la noche anterior a la donación.
  • Es conveniente desayunar antes de donar.
error: Contenido protegido!