Un detenido por amenazar de muerte al exgobernador Carlos Rovira

Pintadas en una pared del CEP 4 en el microcentro de Posadas fueron realizadas durante la madrugada del domingo. Fue atrapado el presunto autor y puesto a disposición judicial.

Iguazú (LaVozDeCataratas) “Se investiga con máxima reserva el caso”. Fue la primera respuesta que fuentes exclusivas de PRIMERA EDICIÓN remarcaron ayer cuando fueron consultadas por prolijas pintadas con amenazas de muerte en el microcentro de esta capital y dirigidas al exgobernador de Misiones y actual presidente de la Cámara de Representantes provincial, Carlos Eduardo Rovira.

Las amenazas fueron escritas sobre la pared de calle Catamarca (entre Ayacucho y San Lorenzo) del CEP 4 durante la madrugada del domingo y textualmente dijeron: “Te juro sos muerto C. Rovira, Carlos yo te mato soy gente de Gustavo, mi celular 376467xxxx” y con una llamativa sigla que intentan develar los pesquisas: “SAR”.

Fue una vecina, cuya identidad también se mantiene bajo estricto secreto, quien alertó al Centro Integral de Operaciones 911, a las 3.30 aproximadamente, que sobre la pared del establecimiento educativo de nivel medio, con pintura blanca, se leía con claridad y precisión la amenaza y que habría sido escrito pocos minutos antes porque aún chorreaba parte del látex utilizado.

Se montaron múltiples operativos pero primero se recolectaron todos los registros posibles de cámaras de seguridad de la zona para explicar qué sucedió pero fundamentalmente establecer el autor, identificarlo y detenerlo.

CUBIERTO CON PINTURA. El tramo de pared por calle Catamarca fue tapado ayer.

 

Las actuaciones centrales estuvieron en manos de la Dirección Investigaciones Complejas de la Policía provincial, quienes juntos a efectivos de la comisaría Primera lograron dar con un sospechoso y secuestrar, por orden del juez de Instrucción de turno, Marcelo Cardozo, celular, ropas, pintura y pinceles.

En cuanto a estos elementos, la ropa coincide con la que llevaba puesta el presunto autor de la amenaza, de acuerdo a las grabaciones: una remera marrón, pantalón de jean gastado, un bolso con las herramientas, un balde de pintura de diez litros y gorra.

De inmediato el magistrado mencionado dispuso su arresto y alojamiento en la comisaría Primera en el barrio Villa Sarita y que durante esta mañana fuera llevado al juzgado de la avenida López Torres y Vicente Casares para la correspondiente indagatoria e imputación, que se baraja como provisoria por los delitos de “amenazas y daños”.

 

“Letrista y laburante”

Fuentes irreprochables, en cuanto a pesquisas policiales, identificaron y describieron al autor de las amenazas: se trataría de un posadeño de 57 años y de reconocida trayectoria en el oficio de la cartelería. Con residencia fija en el barrio Hermoso (zona sur de Posadas) y se lo resaltó, al menos hasta ayer, como un “laburante muy solicitado y nombrado en las campañas eleccionarias para los murales de candidatos”.

Párrafo aparte, entre sus datos filiatorios y que constan en el padrón electoral el ítem de oficio o profesión remarca “Letrista”. Tampoco poseería antecedentes penales ni problemas de salud mental, resaltaron los consultados.

De comprobarse lo que habría hecho, o lo que se sospecha que hizo el domingo en plena madrugada, será determinante saber cuál fue el motivo y si lo contrataron para hacerlo.

La prolijidad con que fueron escritas las amenazas llamó la atención de inmediato a los investigadores. Pero a la vez se encendió el alerta por la facilidad con que lo realizó: en una cuadra frente a oficinas del Estado provincial, como las del Instituto de fomento agropecuario e industrial (IFAI) que contarían con vigilancia las 24 horas, pero también a cien metros de la plaza San Martín y sectores donde no son pocas las cámaras de vigilancia instaladas, tanto privadas como de la Policía.

Vale remarcar que los patrullajes en el centro posadeño no son pocos ni espaciados y comprenden operativos con la participación de múltiples dependencias y vehículos de la fuerza de seguridad.

error: Contenido protegido!