Día del Odontólogo: «la sonrisa es algo primordial no solo a nivel de estética sino también de salud»

La importancia de la capacitación y la especialización de los profesionales, las diferencias con Foz de Iguazú, la mejor manera de cuidar la salud dental y la actualización del sector fueron los temas que abordó la odontóloga Stephanie Masvidal en conversación con LaVozDeCataratas.

Iguazú (LaVozDeCataratas)  Desde 1925, el 3 de octubre se celebra el Día del Odontólogo en la Argentina. Propuesta por el doctor Raúl Loustalán, la fecha recuerda la fundación de la Federación Odontológica Latinoamericana, que se llevó a cabo un día como hoy pero de 1917. LaVozDeCataratas dialogó con María Stephanie Masvidal, una de la profesionales destacadas de Iguazú sobre el trabajo del sector en la ciudad. La misma conó que «antes el odontólogo practicaba todas las especialidades. Desde hace un tiempo cada profesional busca especializarse en un campo y se capacita. Esto es mejor porque le aporta calidad al trabajo y podés dedicarte más al paciente». Masvidal es odontóloga desde el 2012 , estudio en la Universidad Nacional del Nordeste, pero volvió a Iguazú y en el 2015 inauguró su consultorio privado donde trabaja de forma particular y con obras sociales.

Sobre la importancia de la capacitación en el sector añadió que «Anteriormente no estaba visto que haya especialidades en Iguazú, quienes se manejaban de ese modo eran los profesionales de Foz. Hace unos años, por suerte, de a poquito lo vamos a implementando esta forma de trabajar en la ciudad y la gente lo comienza a conocer y acostumbrarse a que cada odontólogo tiene una especialidad y que es mucho mejor porque se le puede dar una mejor atención».

En ese sentido, afirmó que actualmente se trabaja de forma multidisciplinar y entre colegas conocen sus especialidades para ofrecerle lo mejor al paciente: «trabajamos de forma multidisciplinaria casi todos los odontólogos de Iguazú, ya no se está haciendo odontología en general, sino cada uno tiene su campo particular. Nos vamos hablando, nos derivamos pacientes».

Stephanie siguió la especialidad en ortodoncia y este año incorporó a su hermano, quien está haciendo la especialidad en endodoncia que es tratamiento de conducto y en cirugías. Que la ciudad de Iguazú comience a conocer y a destacar a sus profesionales fue un proceso que facilitó el cierre de fronteras, ya que muchos elegían al vecino país para tratar su boca: «Yo creo que el cierre de fronteras significó que la gente comience a conocer a los profesionales del pueblo, de a poquito nos fuimos ganando la confianza en un tiempo que fue bastante difícil. Pudieron conocernos y saber que tenemos una capacitación, que estamos al mismo nivel que los profesionales de Foz» comentó Masvidal.

Una piedra en el zapato para este tipo de profesiones que trabajan con materiales específicos y de alta calidad es poder conseguirlos a tiempo :»Es difícil el tema de los materiales y los insumos, todo pedimos, todo se nos manda, no hay nada que podamos comprar en Iguazú. Con la pandemia fue complicado porque todo lo que es exportado tardaba en llegar al país , a la provincia y a nuestra ciudad. También la suba de los materiales fue considerable y tuvimos que adaptarnos a eso» lamentó.

Por otro lado resaltó también que «Hay una modernización de la profesión respecto a lo que era hace diez años, hay una actualización constante de materiales y tratamientos y los odontólogos en Iguazú están totalmente capacitados para trabajarlos y atender a todos. Por ejemplo, se abrió otro centro de radiografía odontológica, y eso hace que la gente no tenga que pasar la frontera para hacerse una radiografía o un tratamiento de conducto especializado, o una cirugía de una pieza dental retenida».

Para finalizar recordó la importancia de realizar chequeos una vez al año o en lo posible cada seis para cuidar la salud bucal: «Antes el odontólogo era el último recurso cuando ya no aguantabas más el dolor de muela, hoy en día las personas buscan prevenir y preservar sus piezas dentales. Ya los padres los traen de niños, cada seis meses, y buscan hacerse y seguir un control».  Y subrayó que «hoy en día la sonrisa es algo primordial y principal a nivel de salud y de estética».

La clínica Masvidal está ubicada sobre la calle Horacio Quiroga y Guembé. En sus redes sociales se pueden ver sus trabajos y obtener turnos para consultas y tratamientos.

error: Contenido protegido!