Día del Pediatra: Seis profesionales atienden la alta demanda en Iguazú

Además de los seis especialistas, al servicio de pediatría se suma un médico clínico, entre quienes se dividen la atención en CAPS, el servicio de internación, emergencias, recepción de recién nacidos y consultas médicas de Salud Pública. No solo los niños de Iguazú forman parte de sus pacientes, sino también derivados de localidades aledañas.

Iguazú (LaVozDeCataratas) El área de pediatría del Hospital SAMIC, cuenta actualmente con seis especialistas en el campo y un médico clínico para atender la alta demanda que se encuentra en Iguazú. También reciben derivaciones de Wanda, Esperanza, Libertad y localidades aledañas que no cuentan con un Hospital en sus ciudades.

Entre ellos deben dividirse para cubrir el servicio de internación, emergencias, recepción de recién nacidos y consultas médicas. Al respecto, Analía Cocco, especialista en Pediatría quien desde hace cinco años se desempeña como Jefa de esa área en el Hospital Marta Schwarz comentó a LaVozDeCataratas: «estamos entre tres y cuatro en consultorios, realizando consultas y tres que realizamos internación y guardia. La demanda ha aumentado y somos los mismos los que también estamos en los CAPS, somos pocos y necesitamos profesionales porque estamos cubriendo la demanda de manera muy justa. Si alguien se enferma y no puede venir se nos complica, al igual que las licencias porque estamos practicamente de guardia siempre».

Esta situación impide que los pediatras puedan volcarse a la prevención y deban atender desde la emergencia: «Al ser tan pocos profesionales, estamos cubriendo las demandas del Hospital. Sería bueno la incorporación de profesionales para poder dedicarnos más a las salas y sean el primer foco de atención dando lugar a la prevención que es la base de la medicina, para evitar que lleguen al Hospital. Por el momento, estamos dando respuestas desde la emergencia y de internación» añadió la profesional.

La Doctora Cocco, nació y se formó en Corrientes.  Por razones laborales vino a vivir a Iguazú hace 22 años. «Mi historia es muy particular porque cuando recién llegamos no había mucha demanda de pediatras porque eran bastantes, entonces realizaba trabajos ad honorem durante tres años hasta que comencé a trabajar en el sector privado, cubriendo guaradias en el Hospital. Después estuve en sala periféricas como médica comunitaria siempre atendiendo a los niños, hasta que hace 11 años atrás me llamaron del Hospital y me pidieron que empiece a organizar el servicio junto al Doctor Villalba que en ese momento era el Jefe de Pediatría y en conjunto nos pusimos a ver las necesidades del servicio de pediatría y a organizarlo» relató sobre su experiencia.

Consultada sobre las características que posee un pediatra en Iguazú hoy, explicó que «Primero que nada, debe ser muy paciente, porque nosotros trabajamos no solo con el niños, sino con la familia. Si el niño no está bien, la familia no está bien, hay ausentismo escolar, laboral e implica muchas otras áreas. También debe ser un buen comunicador para que el padre o la madre pueda entender la patología que está atravesando su hijo. Además debe estar dispuesto a seguir aprendiendo todo el tiempo, proque hoy en día la medicina cambia todo el tiempo y hay que estar constántemenet capacitándose» señaló.

Por otro lado, destacó el trabajo en equipo: «Trabajamos mucho en equipo por eso es esencial ser empáticos. Sin eso no podríamos seguir trabajando con la población».

Teniendo en cuenta la demanada, invitó: «A los médicos que finalizan la carrera, que vean la posibilidad de seguir la especialización en pediatría como una opción factible a seguir, es muy buena y con grandes gratificaciones porque los niños son muy expresivos y su agradecimeinto es constante, además son el futuro de la población y debemos cuidarlos».

Para finalizar, realizó un llamado de atención a los padres: «Así como los médicos deben cuidar a los niños, los padres también deben hacerlo, fijensé en sus vacunas, en su alimentación. Cuídenlos en los horarios libres y en lo que hacen, traten de sacarlos de las pantallas y compartir más con sus hijos porque como profesionales vemos mucha ausencia de la familia y avances de pantallas. Esas son horas perdidas de cariño y amor familiar que son pilares para que el niño sea sano y contenido. De esa manera evitamos que lleguen acá»

 

SEGUINOS

error: Contenido protegido!