Los cancilleres de Argentina y Uruguay se reunieron ante las quejas por los pasos fronterizos que permanecen cerrados

Con solamente uno de tres puentes habilitados, no se precisó aún cómo se destrabaría la situación

Ante la situación de pasos fronterizos entre Uruguay y Argentina, en la que dos de los tres puentes que unen a los países permanecen clausurados, los cancilleres de Uruguay y Argentina se reunieron en Buenos Aires para discutir sobre la normalización del tránsito en los pasos fronterizos entre ambos países.

Las quejas de los turistas de ambas nacionalidades ha generado cierta tensión ya que, por un lado, el ingreso de Uruguay hacia Argentina está habilitado solamente a través del puente de Salto-Concordia, lo que obliga un desvío de 200 kilómetros a quienes en circunstancias normales cruzaban por Fray Bentos – Gualeguaychú. El puente fronterizo entre Gualegaychú y Fray Bentos es el más concurrido de los tres durante la temporada y, a la vuelta, los argentinos lo encontrarán cerrado.

El propio gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, reclamó al gobierno argentino la rehabilitación de los tres puentes que unen a Uruguay con Argentina. Por otro lado, saliendo desde Argentina hacia Uruguay (aunque esto también sucede en el puente de Salto-Concordia), la falta de coordinación de las aduanas genera que tengan que hacerse los trámites migratorios dos veces, una vez de cada lado de la frontera, generando esperas de hasta una hora para cruzar, cuando hay pocos vehículos.

“Dialogaron sobre la prolifera agenda bilateral y acordaron impulsar, con las respectivas áreas de fronteras y de sanidad de cada país, la normalización del tránsito de los pasos fronterizos compartidos”, informó un comunicado de prensa al respecto de la reunión entre cancilleres.

A pesar de ello, no se precisó de ninguna manera de qué forma se destrabarían los pasos ni cómo dialogarían con el Ministerio de Salud Pública en Argentina. En el mismo tono, el comunicado agrega que “Bustillo y Cafiero intercambiaron ideas sobre la importancia de la gestión de los recursos fluviales compartidos y enfatizaron el rol de las comisiones específicas, CARU (Comisión Administradora del Río Uruguay) y CARP (Comisión Administradora del Río de la Plata), en las que se tratan y resuelven los temas vinculados a tales recursos, a través de sus representaciones y equipos técnicos”.

“Resulta incomprensible que funcionarios del Ministerio de Salud no tomen dimensión del problema que están causando en Entre Ríos”, declaró Bordet durante el acto de traspaso de mando de autoridades del Comité de Cuenca del Río Uruguay.

Desde la apertura de fronteras terrestres en Uruguay, primero para propietarios, y a partir del 1 de diciembre para extranjeros, el gobierno de Luis Lacalle Pou ha reclamado en reiteradas ocasiones la necesidad de facilitar el tránsito de ida y vuelta en los tres puentes binacionales de Salto – Concordia, Fray Bentos – Gualeguaychú y Paysandú – Colón.

El domingo pasado, el ministro de Turismo de Uruguay, Tabaré Viera, participó de la 25° Feria Internacional de Turismo en Buenos Aires y se refirió al tema diciendo, “fronteras cerradas, baja circulación, es el combo mortal para el sector”. Agregó que “la coordinación es fundamental. Las fronteras terrestres, aéreas y marítimas deben estar abiertas para el turismo, con seguridad, con vacunas, con los tests, pero hagámosla fácil en la coordinación de los gobiernos de la región sobre los estatus sanitarios, los protocolos, las acciones de fronteras. Este es el momento de coordinar para hacerle al turista la vida más fácil, cuando tiene que atravesar una frontera que ya ni debería existir”.

Puntualizó que hay una disposición del Ministerio de Salud de la Argentina que todavía no autoriza el paso, “de manera incomprensible” y que es muy necesario llevar adelante estos procesos de integración para el turismo, pero también para familias que se ensamblan a ambos lados del Río Uruguay.

Sin embargo, Alberto Iribarne, embajador de Argentina en Uruguay, dijo que el 11 de noviembre ambos países estaban conversando sobre cómo habilitar más pasos terrestres para acceder de un país al otro, informó Telemundo. El mismo declaró que los gobiernos se mantienen en contacto y que Argentina fue “habilitando distintas formas de acceso”, como el cruce terrestre a Concordia.

En el mes de octubre de 2021, los cancilleres Bustillo y Cafiero se reunieron en Buenos Aires para avanzar en la relación bilateral. Por eso, acordaron convocar a la Comisión de Integración Argentino-Uruguaya (CIAU) y a la Comisión Bilateral de Asuntos Comerciales Argentino-Uruguaya.

El gobierno de Luis Lacalle Pou ha reclamado en reiteradas ocasiones la necesidad de facilitar el tránsito de ida y vuelta en los tres puentes binacionales que unen a Uruguay y Argentina

El canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, en una fotografía de archivo. EFE/ Raúl Martínez
El gobierno de Luis Lacalle Pou ha reclamado en reiteradas ocasiones la necesidad de facilitar el tránsito de ida y vuelta en los tres puentes binacionales que unen a Uruguay y Argentina El canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, en una fotografía de archivo. EFE/ Raúl Martínez

En aquella instancia, los ministros decidieron que acudirían conjuntamente al Banco de Desarrollo de América Latina para solicitar la financiación de un estudio de factibilidad para el puente binacional Monte Caseros – Bella Unión. “Cuando se concrete, será el cuarto puente que une ambos países, demostrando la importancia de la integración con obras de infraestructura de esta magnitud”, se informó en un comunicado firmado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto argentinos.

Acordaron, además, realizar durante los meses de noviembre y diciembre dos reuniones de trabajo entre dichas cancillerías. Una de ellas estuvo conformada por la Comisión de Integración Argentina-Uruguaya (CIAU). La segunda, a la espera de suceder, asistirá la Comisión Bilateral de Asuntos Comerciales Argentino-Uruguaya para evaluar temas de la agenda bilateral económica y comercial.

Otras reuniones

Los cancilleres volverán a verse, además, durante la cumbre presidencial del Mercosur y el Consejo del Mercado Común, donde también participarán los ministros de economía de los países miembros. Allí, también en diciembre, se darán a conocer formalmente las posturas de los países con respecto a los aranceles comunes al mercado externo.

Actualmente, Uruguay estudia la posibilidad de firmar un acuerdo de libre comercio con China y, para ello, esperar poder desarrollar un estudio de prefactibilidad a partir de diciembre. El país, además de buscar acuerdos por fuera del bloque, se propone “flexibilizarlo”, política que fue resistida por el gobierno del argentino Alberto Fernández.

Fuente: Infobae

error: Contenido protegido!