El Soberbio : millonario robo motochorro tras atacar a la víctima con gas pimienta

Un hombre de 60 años se dirigía al banco a realizar un depósito cuando fue abordado por dos malhechores que le apuntaron con un arma y le rociaron con el elemento irritante. Huyeron con más de 5 millones de pesos.

Por las características del hecho, el asalto que sufrió un hombre ayer en esta localidad da cuenta de que los delincuentes prepararon el atraco con antelación y hasta se tomaron la precaución de conseguir que la víctima no pueda reaccionar para que todo salga a la perfección.

Más de 5 millones de pesos fue lo que le sustrajeron al hombre de 60 años, apenas unos pasos antes que ingresara a una entidad bancaria. No hubo disparos, ni lesiones, sólo el efecto del aerosol de gas pimienta que tuvo que sufrir la víctima.

Alrededor de las 11.20, quien fue blanco del robo -el encargado de una estación de servicios- se dirigía a realizar un depósito en la entidad bancaria de El Soberbio. Aproximadamente cinco cuadras separan el lugar de expendio de combustible de la sede financiera, ubicada frente a un gran espacio verde, el cual dista unos 100 metros en diagonal a la seccional policial de la localidad.

Un lugar de mucho movimiento y en hora pico que fue utilizado por los delincuentes para pasar desapercibidos.
El hombre cubrió ese tramo a bordo de una camioneta Chevrolet, la cual estacionó sobre la avenida San Martín, apenas a unos metros de su intersección con la calle 9 de Julio.

Se disponía a cruzar el boulevard en diagonal para entrar al banco cuando, apenas bajó del vehículo, fue interceptado por dos hombres que, apuntándole con lo que parecía ser una pistola y rociándole con el gas pimienta, le arrebataron la suma de 5.545.000 pesos, para luego darse a la fuga a bordo de una motocicleta de color negro por avenida San Martín hacia el puente sobre el arroyo El Soberbio.

La víctima cayó al suelo y fue auxiliada por ocasionales transeúntes, algunos de los cuales alcanzaron a ver la situación, señaló una fuente.

Luego fue trasladado al hospital local, donde fue medicado para anular los efectos del químico con el que fue rociado, el cual cierra las vías respiratorias y provoca ardor en las mucosas de nariz, ojos y garganta. Tras permanecer alojado en el nosocomio por algunas horas fue dado de alta, según indicaron sus familiares.

A su vez, vecinos de la zona señalaron a este Diario que El Soberbio no es el mismo de antes desde el asalto al banco que ocurrió el 2 de febrero de 2015. Sumado a eso, en los últimos tiempos mucha gente se asentó en la zona, hecho que acrecentó tanto el movimiento vehicular que hasta se hace difícil hallar estacionamiento en el casco urbano.

Al respecto de este hecho de inseguridad, el intendente Roque Soboczinski dialogó con el programa “Primera Plana” que se emite por la FM 89.3 Santa María de las MisionesEl alcalde señaló que si bien meses atrás ocurrieron hechos similares en la zona de colonias, “este llama la atención porque es el primero dentro del casco urbano, cerca de la entidad bancaria y de la comisaría. No había casos de motochorros y esto preocupa”, reflexionó.

“Hay una frontera muy concurrida últimamente por gente de muy lejos. Esto trae divisas y también esta situación. Cada vecino debe protegerse y mirar los movimientos raros”, recomendó.

Respecto al asalto dijo que “la policía sigue pistas pero nada en concreto. Es una situación difícil, puesto que fueron hacia la zona de la colonia y hay muchas salidas. No hay mayores indicios hasta el momento”, expresó.

“El puerto está cerrado pero la actividad de frontera siempre está. No es novedad en una provincia como la nuestra. Lamentablemente este es un hecho que debemos marcar porque puede volver a pasar. Afortunadamente la persona salió ilesa”, cerró Roque Soboczinski.

Sorprendido

El encargado estacionó su vehículo en diagonal al banco y cuando apenas bajó fue abordado por los motochorros, que le apuntaron con un arma y le rociaron con gas pimienta. Cayó al suelo y los malvivientes huyeron con el botín.

Fuente: Primera Edición

error: Contenido protegido!