Guía simple para hacer facturas electrónicas en un sistema contable

Si bien la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) estableció la obligatoriedad del sistema de facturación electrónica, este formato ya nos ayudaba a simplificar gestiones. A esta ventaja, se sumó la oferta de sistemas contables digitales.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Estas herramientas nos ayudan a tener toda la información administrativa en un solo lugar de manera segura y accesible. Desde allí podemos emitir facturas, guardar comprobantes y, además, grabar datos de nuestros clientes para evitar el traspaso manual.

En esta nota, compartimos una guía simple para emitir facturas electrónicas desde un sistema contable.

1. Dar de alta el domicilio fiscal

Podemos generar una factura desde un sistema contable y grabar datos de nuestros clientes haciendo click aquí. Pero antes, debemos dar de alta el domicilio fiscal en el portal de AFIP para quedar registrados.

Para hacerlo, debemos ingresar a la página de AFIP con nuestra clave fiscal y entrar en “Domicilio Fiscal Electrónico”. Allí debemos ingresar nuestros datos y, una vez que nos deriva al “Sistema Registral” presionar “agregar” y seguir los pasos para verificar nuestro correo y cerrar la gestión.

2. Incorporar un sistema contable

Una vez que nos dimos de alta en AFIP, debemos incorporar un servicio de sistema contable para comenzar a generar facturas y otras gestiones desde allí. Lo primero es revisar la oferta disponible y elegir el plan que mejor se adapte a nuestras necesidades comerciales.

Si es la primera vez que trabajamos con un sistema digital, es importante tomarnos tiempo para estudiar el funcionamiento, que suele ser muy simple e intuitivo. También podemos solicitar asesoría técnica a la empresa que ofrece el servicio.

3. Emitir facturas

Dentro de un sistema contable, el proceso de generación de comprobantes electrónicos es muy sencillo. Esto se debe a que estos programas son creados para simplificar la gestión administrativa y completar procesos de forma automática.

Lo primero es ingresar los datos de la factura dentro del sistema predeterminado. El mismo programa presenta el comprobante en AFIP y como usuarios tenemos acceso permanente. Desde allí podemos enviar la factura al cliente con solo seleccionarlo.

4. Crear abonos

Para los clientes regulares, es conveniente guardar la información de facturación y ahorrar tiempo en la carga de datos. Es importante revisar, en primera instancia, si el servicio que contratamos ofrece este servicio.

Dependiendo del sistema que incorporamos, debemos buscar la opción para generar abonos. Una vez allí, tendremos acceso a una plantilla en la que podemos cargar la información del cliente, incluyendo costos de los servicios o bienes y descuentos.

5. Hacer seguimiento

La principal ventaja de contar con un sistema contable digital es que podemos tener acceso constante a toda nuestra información financiera. De esa manera, al cerrar períodos contables, podemos revisar la facturación y asegurarnos de que todo está en orden.

En el caso de que cambie alguna información de la emisión de comprobantes a un cliente con abono, podemos hacer modificaciones en las mismas plantillas. Luego, debemos guardar cambios.

 

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
error: Contenido protegido!