Día del Promotor de Salud: Las «hormiguitas amarillas» que acerca la salud casa por casa

La fecha fue creada para revalorizar el trabajo de los agentes sanitarios en la comunidad, y destacar el compromiso social que cada uno de ellos manifiesta en su constante trabajo en distintos puntos de la Provincia.

Iguazú (LaVozDeCataratas) «Su trabajo es indispensable en la atención primaria de la salud, son nuestros ojos en terreno, van en busca del problema y tratan de llevar una solución. Su misión es promover la salud y la llevan puerta por puerta, por eso tratan de actuar en su barrio antes que una enfermedad aparezca, con las vacunas, los anticonceptivos, con la entrega de leche, llevando a  cada casa los distintos programas de Salud Publica» afirmó a LaVozDeCataratas, Lilian Kisiel, Jefa del Área programática VX.

En Iguazú son 50 los promotores de salud, que a lo largo de los 17 años desde que se instituyó su figura,  armaron parte de las campañas de vacunación para la Fiebre Amarilla, Dengue, Vacunación contra la Gripe A H1N1, Rubéola, VHP, COVID (actualmente), entre otras. Como así también forman parte del equipo de salud de los programas Prosane, Si Misiones, Remediar + Redes, Programas Sanitarios y Salud Indígena. En esa línea son una figura clave para los Programas Maternos Infantiles como el Programa Sumar. Desde 2013 trabajan fuertemente en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles.

Desde enero de 2005 se han convertido en el eje principal de la Atención Primaria de la Salud en Misiones y, sobre todo, en el nexo real entre el Estado y la Comunidad.

El Programa además tiene como eje central, la capacitación y para ello se realizan en forma semanal talleres de capacitación y actualización de conocimientos. La formación continua de dicho recurso humano idóneo tiene como objetivo brindar conocimientos teórico-técnicos y metodológicos, bajo la modalidad pedagógica de capacitación-acción.

 

Desde LaVozDeCataratas queremos destacar su trabajo y entrega, sobre todo durante el tiempo que llevamos en pandemia. Expuestas a la enfermedad no dejaron de cumplir su trabajo, sin descanso, atendiendo, vacunando, yendo casa por casa, dondo muchas solo recibieron inusltos. Las/os promotores de salud no son inmunes, son seres humanos igual que todos, que tienen una vida, una familia, amigos, padres, además de necesidades como cualquiera de nosotros. No se les puede exigir mas de lo que ya dan, si un buen salario y seguridad en su propia salud. Estamos muy agradecisos. Solo pedimos empatía.

Respeto, sobre todo cuando despuús de tanto tiempo que hasta rogaron , golpeando puertas para que la gente se vacune, no lo hicieron y hoy exigen rapidez .  Seamos conisderados. 

error: Contenido protegido!