Crisis Hídrica: Ocho ciudades de Paraná “en alerta” por abastecimiento, refuerzan los lineamientos para el uso del agua

El decreto de emergencia hídrica en Paraná, publicado por el Gobierno del Estado, determina que, “en situaciones de escasez, el uso prioritario de los recursos hídricos es el consumo humano y el abrevadero de animales”.

El intenso calor de los últimos días en todo Paraná y la falta de lluvias regulares ha provocado un aumento en el consumo de agua y, al mismo tiempo, una caída en el caudal de ríos y pozos.

Esta situación llevó a Sanepar a adoptar la rotación del suministro de agua en algunas ciudades y a poner en alerta varios sistemas, cuyas fuentes de agua se encuentran en niveles críticos.

Laranjeiras do Sul, Dois Vizinhos y parte de Colombo, en la Región Metropolitana de Curitiba, tienen implantado el sistema de rotación. A partir del miércoles (26), Clevelândia, en el suroeste del estado, también estará rotando.

Las ciudades de Nova Prata do Iguaçu, Nova Esperança do Sudoeste, Capanema, Planalto, Salto do Lontra, Matelândia, Nova Laranjeiras y Palmital están en alerta, con fuentes de agua en niveles mínimos y altísimo consumo por la ola de calor, provocando déficit producción en relación con la demanda de la población.

Según Simepar, el domingo pasado (23) se registraron las temperaturas más altas del año en varios municipios paranaenses, con récords históricos de calor, y siguen siendo muy altas en todas las regiones del estado. Con ello, Sanepar refuerza que, incluso en días de intenso calor y periodo vacacional, es fundamental que la población colabore, haciendo un uso racional del agua tratada, que debe priorizarse por higiene y alimentación.

error: Contenido protegido!