Combustibles: reducción del cupo y venta ilegal complican el abastecimiento

La provincia de Misiones sufrió una reducción del 10% en el cupo mensual de combustible en favor de las estaciones de servicio de la costa atlántica donde se concentra el turismo nacional. Esto sumado a la alta demanda de turistas que llegan a Iguazú con sus propios móviles, la venta ilegal y la demanda extranjera, produce el desabastecimiento que se acentúa en la última semana de cada mes.

Iguazú (LaVozDeCataratas)  Esta semana la falta de combustible se acentuó en Iguazú y ciudades cercanas, provocando filas que superaron las ocho cuadras, con espera de hasta seis horas. Además del cupo desactualizado con el que cuentan las estaciones de servicio, la alta demanda asociada a la temporada turística, se suma la reducción que sufrió el norte argentino, para favorecer la demanda turística en la costa atlántica:  «La falta de combustible en este momento, está dada por la alta demanda del turismo nacional y de los países limítrofes. Cataratas del Iguazú ha recibido muchísimos turistas que deciden movilizarse en auto porque es más barato para una familia, teniendo en cuenta los altos costos de los vuelos, y la ventaja de que tiene movilidad» afirmó Jaruk Jalaf, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste Argentino, a LaVozDeCataratas.

«En Misiones ha habido una reducción del cupo porque lo desvían a la costa atlántica, porque el turismo porteño va a la costa atlántica y no quieren que falte en esa zona, como nosotros somos del interior, nos tienen como pueblos de tercera o cuarta y nos cobran todos los servicios más caro y encima nos mandan cuando quieren» añadió.

Respecto al aumento de la demanda extranjera, puntualizó que no se puede culpar a los vecinos de países limítrofes, ya que el problema es más profundo: «La falta de combustible viene sucediendo desde antes de la apertura de fronteras, por lo tanto, la responsabilidad no es únicamente de los extranjeros que vienen a comprar a la Argentina. Además el que viene a comprar combustible aprovecha y va al supermercado, a un restaurante, va a la feria. Estamos en una situación favorable pero siempre los argentinos nos quejamos de todo».

Decisiones Centralistas que afectan al interior: 

El problema principal es el cupo asignado a cada estación de servicio, que generalmente se agota en la tercer semana del mes y por ello en la última semana es en la que más se nota el faltante. El cupo es impuesto por las petroleras a cada estación, y por producto, no se conoce cual es, ya que pertenece al ámbito privado de cada empresa. La última actualización fue en base a lo que se vendía en el 2019. 

Jalaf aseguró que desde la CESANE: «hemos hecho los reclamos ante la Secretaría de Energía, ante el Ministerio, hemos hecho reclamos con el Gobernador y le dijeron que no había faltante, ni cupos, es decir, le mintieron, porque lo vemos todos los días, la evidencia te lo muestra».

«Lo malo de esto es que quienes toman las decisiones están sentados en un escritorio en Buenos Aires, no conocen la zona, ni la actividad comercial, política y social de Misiones y no se tiene en cuenta que el parque automotor aumentó, que vienen muchos turistas en auto, ni la demanda extranjera» aseguró.

Desabastecimiento y venta ilegal: 

Desde las estaciones de servicio locales, afirman que un agravante del desabastecimiento, son los vecinos que compran el combustible para la reventa, actividad peligrosa a partir de la cual se han reportado principios de incendio en varias oportunidades. Consultado por ello, el presidente de la CESANE aseguró que: «indudablemente es un problema, pero nosotros no podemos discernir a quien se le vende y a quien no, y en este caso el problema principal es la diferencia de precios, porque nuestros precios están desactualizados»

«El combustible está regalado, por eso vienen a comprar acá, el litro de nafta súper costo siempre alrededor de un dólar y ahora ni siquiera está al valor del dólar oficial, que es un dólar mentiroso porque no lo conseguís en ningún lado. Los impuestos a los combustibles están atrasados en un 20%, y se lleva cuatro meses atrasando el valor de los impuestos» añadió.

Además de que favorece el aluvión de extranjeros y la venta ilegal, es perjudicial para las estaciones de servicio porque: «Eso hace que haya un desequilibrio entre los costos y los ingresos, necesitamos que los precios se actualicen por lo menos al nivel de la inflación que fue en promedio de 3% mensual. Si así hubiera sido, no estaríamos tan afectados, porque seguimos con el mismo margen de precio, y la misma cantidad de producto, no podés compensar la ganancia vendiendo más, tenemos precios congelados y encima tuvimos que soportar toda la pandemia con todas las estaciones abiertas a costo nuestro» finalizó.

error: Contenido protegido!