Rescataron a una joven que permanecía secuestrada en el Bajo Flores y hay un detenido

La víctima dijo que fue alcoholizada y drogada de manera involuntaria.

Una joven de 22 años fue rescatada cuando aparentemente había sido alcoholizada y drogada durante una fiesta, y permanecía secuestrada en un departamento en el barrio Rivadavia, del Bajo Flores porteño.

Por el hecho detuvieron a un hombre y según informaron fuentes de Gendarmeria Nacional, el procedimiento fue realizado por gendarmes dependientes del Escuadrón “1-11-14″ que recibieron un llamado de una víctima que denunciaba estar retenida en un inmueble de dicho barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Y de acuerdo a los datos aportados por la denunciante, los pesquisas determinaron que desde el departamento en que la joven se hallaba alcanzaba a ver un grafiti con la leyenda “Feliz cumple Luu”, y en función de esa pista localizaron el inmueble en el barrio Rivadavia.

Tras recorrer el vecindario y los distintos departamentos, los gendarmes arribaron hasta un primer piso donde hallaron a la víctima junto a un hombre de 35 años que quedó detenido.

Además, los efectivos observaron estupefacientes, dinero en efectivo y un arma de fuego de juguete similar a un revólver, por lo que dieron intervención al Juzgado Nacional Federal en lo Criminal y Correccional 16, a cargo de Mariano Iturralde, quien dispuso la detención del ciudadano de nacionalidad argentina por los delitos de “abuso y privación ilegítima de la libertad”.

Más tarde, los efectivos entrevistaron a la víctima quien refirió que, en horas de la madrugada, se encontraba en una fiesta en inmediaciones del lugar y que, momentos después, despertó en ese domicilio y no recordaba cómo había llegado hasta allí.

La joven dijo que fue alcoholizada y drogada de manera involuntaria y luego de despertar, al querer salir del lugar, el hombre no la dejaba retirarse de la casa mediante forcejeos y golpes.

Hacia fines del mes de julio, otra joven fue secuestrada y drogada y más tarde violada. Ocurrió cuando la víctima fue a ropa a la feria de La Salada.

Allí, dos hombres la abordaron, la subieron a una camioneta y la violaron. Después, la llevaron a unos monoblocks. “Llegó la hora”, escuchó que decían. Luego la siguieron abusando y vejando por horas hasta que la dejaron abandonada, semidesnuda, en el barrio de Constitución.

Con la justicia llevando adelante las primeras diligencias para dar con los responsables, la joven pide ayuda: busca que aparezcan testigos que pudieron haber visto quiénes la atacaron. Esta es una etapa fundamental de la investigación. Necesitamos que cualquier persona que haya visto algo o tenga algún dato sobre lo que le hicieron se contacte con nosotros, dijo el abogado Diego Stratiotis.

La víctima se llama Soledad. Vive en Lomas de Zamora, tiene dos hijos, una nena de 10 y un bebe de seis meses. Se separó el año pasado y desde entonces se dedica a trabajar para sostener la familia: revendiendo ropa.

Fue por eso que el último sábado, a la mañana, fue a la feria La Salada, junto a su papa y su bebé y el chofer de la camioneta que los había llevado. Llegaron al galpón denominado “Urkupiña” –uno de los tres que componen la feria de Ingeniero Budge-. Ella tenía que comprar así que su padre y el bebé fueron a dar una vuelta para hacer tiempo.

Se detuvo en un puesto para preguntar el precio de una campera. Al darse vuelta, se cruzó con un carro plateado que transportaba sándwiches, tortas y jugos que empujaba una chica y quedó encerrada. A partir de allí, la odisea que terminó en el barrio de Constitución diez horas después donde la Policía de la Ciudad la ayudó y activó el protocolo de seguridad para este tipo de casos.

La causa está en manos de la fiscalía en lo criminal 38 de la Capital Federal que ordenó las primeras medidas de investigación para identificar a los responsables.

Fuente Infoabe

error: Contenido protegido!