Uno de los capo narcos más peligrosos de Brasil quedó libre tras 20 años en la cárcel

Celsinho de Vila Vintém fue uno de los fundadores de la organización criminal conocida como Amigos de los Amigos y cuya mafia controlaba el tráfico de drogas en varias favelas de Río de Janeiro

El narcotraficante Celso Luiz Rodrigues, conocido como Celsinho da Vila Vintém y que era considerado como uno de los mayores y más peligrosos traficantes de drogas de Brasil en la década de 1990, salió este miércoles de la cárcel, tras 20 años de prisión, beneficiado por una orden judicial.

Celsinho de Vila Vintém, uno de los fundadores de la organización criminal conocida como Amigos de los Amigos y cuya mafia controlaba el tráfico de drogas en varias favelas de Río de Janeiro, podrá responder en libertad al único proceso judicial que queda actualmente en su contra.

El narcotraficante estaba preso desde 2002, aunque su primera vez en una cárcel fue en 1994, y ya cumplió todas las penas, hasta por 30 años, a las que había sido condenado por homicidio, tráfico de drogas y robo de bancos.

El criminal se benefició ahora de una operación policial realizada en septiembre y en la que se identificó a dos conocidos comisarios de policía como los responsables de ordenar en 2017 una invasión de pistoleros rivales a Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro, para ayudar a aliados a quedarse con los puntos de venta de droga de la barriada.

Una vista general de la favela de Rocinha el día antes de las elecciones presidenciales de Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el 1 de octubre de 2022 (REUTERS/Pilar Olivares)Una vista general de la favela de Rocinha el día antes de las elecciones presidenciales de Brasil, en Río de Janeiro, Brasil, el 1 de octubre de 2022 (REUTERS/Pilar Olivares)

Celsinho permanecía preso condenado a 15 años de prisión por la citada invasión armada a la Rocinha, tras haber sido acusado de haberla ordenado desde la prisión como jefe de Amigos de los Amigos, la mafia rival de la que controlaba la favela.

“Me tendieron una trampa para acusarme de ese delito”, se limitó a decir en breves declaraciones que concedió a la prensa al abandonar la penitenciaría Lemos Brito, una de las unidades del complejo carcelario de Gericinó, en la zona oeste de Río de Janeiro, acompañado por sus abogados.

Finalmente estoy saliendo de la cárcel. Cumplí toda mi pena. Jamás me concedieron una condicional o cualquier otro beneficio. Ahora solo espero que me den la oportunidad de vivir tranquilo. No tengo a dónde ir, no tengo casa, todo lo que tenía lo perdí. Ahora quiero vivir tranquilo y alejado del crimen”, dijo.

Celsinho da Vintém protagonizó dos espectaculares fugas de prisión, la primera en 1994 poco después de haber sido encarcelado por primera vez, y la otra en 1998, cuando aprovechó su transferencia a un hospital tras haber sido tiroteado en un brazo para huir.

En 2002 sobrevivió a una violenta pelea entre bandas rivales de narcotraficantes que compartían el presidio de Bangú y en la que murieron cuatro de los líderes de su organización.

En 2014, debido a su peligrosidad y al descubrimiento de que sus secuaces planeaban una operación para rescatarlo, fue transferido a una penitenciaría federal de máxima seguridad en el amazónico estado de Rondonia, en la que permaneció cuatro años antes de regresar a Río de Janeiro.

Fuente Infobae

error: Contenido protegido!