Las niñas argentinas fueron capturadas por el Ejército Paraguayo y luego asesinadas.

El dato, que echa por tierra la versión del Gobierno de Mario Abdo Benítez según la cual la muerte se habría producido en un enfrentamiento, surge de la declaración de dos sobrevivientes del grupo, primas de las niñas fusiladas, que después de cuatro meses escapando de las fuerzas paraguayas por el monte lograron regresar a Argentina y en las últimas horas contaron todo lo que vivieron. Todavía hay una menor desaparecida.

error: Content is protected !!