Piden declarar la emergencia del sector del gas envasado

Según informaron desde la Cámara Argentina de Gas Licuado en este momento no pueden afrontar las inversiones en el sector y necesitan un año "de gracia" para poder acomodarse. El último ajuste de precios fue en septiembre del año pasado, si bien fue un 25% de aumento en esa oportunidad, solo un 10% correspondió al sector de fraccionamiento.

El sector del Gas Licuado pidió la declaración de emergencia, para de ese modo poder solicitar que no se les obligue a realizar inversiones en el lapso de un año.

Según explicó el presidente de la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Envasado, Pedro Cascales,

«El sector del Gas Licuado se rige por la Ley 26020 que establece que cada seis meses el organismo de revisión, que es la Secretaría de Energía, debe revisar los costos para lograr una razonable rentabilidad y actualizarla. Eso está desfasado desde el Gobierno anterior», dijo.

Además explicó que lo que sucede hoy es que el sector, que es solamente el fraccionado, no incluye el de distribución, «está desfasado y operando a pérdida con cada garrafa que se vende y estamos pidiendo que se actualicen esos números para poder  recomponer la estructura de costos y reactivar las inversiones. Estamos pidiendo su suspensión por un año porque es imposible invertir con esta situación de pérdida acumulada».

«El sector invierte unos 720 millones de pesos por mes que incluyen camiones, tanques y mantenimientos de los envases, es el grueso de las inversiones como también envases nuevos», refirió.

Finalmente mencionó que el costo que recibe un fraccionador por cada garrafa es de 203 pesos y en el Norte está en 320 pesos. Con esos precios «estamos con 16 pesos de pérdida operativa». Esos 203 pesos tendrían que pasar a 440 pesos para poder cubrir los costos operativos que no quiere decir que la gente lo va a pagar 240 pesos más, porque también está vigente el Ahora Gas y se va actualizando esa cifra, además suponemos que será gradual no algo de un día para el otro». A eso habría que agregarle el costo de distribución en el que a interviene otro sector de trabajadores.

«La declaración de emergencia permitirá que se prorroguen un año las inversiones porque es imposible afrontarlo», concluyó.

Con información de El Territorio

error: Content is protected !!