Investigan si un funcionario de salud cobró por un tratamiento con plasma

El médico Miguel Ruloff fundamentó ante Salud Pública que facturó sus servicios particulares a domicilio. “No cerraremos esta investigación con una sola versión de los hechos”, anticipó el ministro Alarcón.

Iguazú (LaVozDeCataratas) El Ministerio de Salud Pública confirmó que iniciará una investigación sumaria sobre el supuesto cobro a un paciente con COVID por un tratamiento con plasma e Ivermectina, ambos suministrados en forma gratuita por el Estado.

Fue un paciente de 69 con COVID-19 de Leandro N. Alem el que recibió una factura por 145.000 pesos del médico Miguel Ruloff, según consta en la misma factura por “tratamiento en domicilio durante 25 días de plasma, Ivermectina, corticoides, seguimiento diario”. Ruloff no es cualquier médico sino el jefe del Área Programática XI de Salud Pública, es decir un funcionario público.

El ministro de Salud Pública, Oscar Alarcón, confirmó que habló telefónicamente con Ruloff y escuchó sus explicaciones, quien defendió el cobro de sus servicios como médico particular.

“Según nos dijo Ruloff, el paciente recibió el tratamiento con plasma e Ivermectina en el hospital pero su familia le pidió que lo siguiera atendiendo en su domicilio en forma particular, de mañana y tarde, por lo que el médico tenía que acudir vestido con el equipo de bioseguridad. Así lo hizo por 25 días (por lo cual cobró un promedio de 5.800 pesos por día), con todos los gastos de protección y obviamente dedicación horaria por su parte… y eso es lo que él facturó”.

Según las explicaciones que Ruloff elevó al ministro Alarcón, precisó en la factura el tratamiento que recibió el paciente, pero no cobró por ese tratamiento.

“Queremos escuchar a la familia”
No obstante a los dichos del jefe de área programática XI de Salud, el Ministerio de Salud Pública y su equipo legal decidieron el inicio de una investigación sobre los hechos.

“Queremos escuchar a la familia y el paciente, no podemos cerrar este tema con una sola versión de los hechos… a lo mejor el paciente no sabía que tenía que pagar por este servicio a domicilio, esto no lo sabemos y se definirá en la investigación”.

Alarcón reconoció que, aparte de su cargo público, Ruloff atiende en consultorio privado. “Si un paciente mío o un conocido me pidiera atención médica, lo haría en forma gratuita porque soy el ministro de Salud Pública y no puedo cobrar porque en este momento no atiendo consultorio privado”.

En tanto, el Ministro ratificó que “tanto el plasma de convaleciente, cuya donación es voluntaria y gratuita; como el suero equino (este último tiene un costo de 200.000 pesos el tratamiento) se suministran sin costo para los pacientes en Misiones. También la Ivermectina se entrega en forma gratuita a los pacientes con COVID-19 positivo”.

Por la gravedad de la denuncia, ayer a la tarde se analizaba la suspensión del funcionario mientras se investigue si hubo cobro irregular de tratamientos suministrados por el Estado en forma gratuita.

“El plasma fue aplicado en el hospital, en hemoterapia

Según confirmó el director del Hospital de Alem a PRIMERA EDICIÓN, Matías Sebely, “el tratamiento con plasma de convaleciente al paciente en cuestión se realizó en nuestro hospital. Los pedidos de plasma se realizan a través del hospital y su aplicación se hizo a través del Banco de Sangre, en el sector de hemoterapia del hospital, donde no trabaja Ruloff”. Para Sebely, la factura emitida por el profesional de la medicina, Miguel Ruloff, da a entender que lo que se está cobrando es el tratamiento con plasma y la Ivermectina, además de la consulta domiciliaria. Y advirtió que si es así, “sería absolutamente ilegal porque el uso de plasma está regulado por el Banco de Sangre y es absolutamente gratuito, no se puede comercializar de ninguna manera”. No obstante, admitió que el médico sí puede cobrar sus honorarios a pacientes particulares.

 

 

Fuente: Primera Edición

Array
Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!