Pésaj: La festividad judía desde el sábado 27 al domingo 4 de abril

En Pésaj se conmemora el día que Dios salteó nuestras casas de la plaga de los primogénitos y durante esta noche narramos a nuestras familias y a nuestros hijos cómo fue la liberación de la opresión y recibimos la tora frente al monte Sinaí.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Desde la tarde del sábado 27 de marzo hasta el domingo 4 de abril la comunidad judía celebra Pésaj. De esos ocho días, en los que se desarrolla la Pascua judía, los dos primeros y los dos últimos son considerados sagrados y no laborables (28 y 29 de marzo; y 3 y 4 de abril).

La fecha de la Pascua judía se ajusta al calendario gregoriano y varía de acuerdo a las fases de la luna. En la diáspora, Pésaj es una de las festividades más importantes del pueblo judío.

La responsabilidad y el legado es transmitir de generación en generación el hecho de que podemos y debemos hacer este ejercicio de saltear nuestros problemas y dificultades paran poder lograr nuestros objetivos tal cual lo hicieron nuestros antepasados en Egipto. Cuando Dios ve esa fe inquebrantable responde todas las preguntas sin importar si uno es el hijo inteligente, el malvado, el simple, o el que no sabe preguntar, a veces nos encontramos en cada una de estas facetas, pero lo importante es avanzar sin miedo sintiéndonos libres de cualquier opresión, señala el Rabino Yosi Baumgarten.

Cuando se entone el Ma Nishtana y se cenemos matza, pidamos que la humanidad logre su salvación y que podamos respetarnos aún siendo diferentes. Que veamos el bien en el otro, pero a su vez transformemos el maror en dulzura y que seamos meritorios a la pronta llegada y revelación de el Mashiaj para que realmente se elimine el mal de la tierra y podamos enfocarnos en la parte espiritual y eterna que es la que nos eleva y llena, concluyó Baumgarten.

Cargada de simbolismos y rituales, Pésaj reúne a familias y las invita a reflexionar. La lectura del Hagadá, el libro que relata la liberación de la opresión de Egipto y la cena festiva Seder son de los principales momentos de esta celebración.

Para la línea más ortodoxa, el uso de la tecnología solo está permitido en los días de Pésaj llamados jol hamoed (no festivos), es decir, los intermedios entre los dos primeros y los dos últimos. La noche del Seder es la más restrictiva: en esa ocasión está prohibido el uso de fuego, la electricidad o cualquier otro artículo electrónico.

Preparativos para la celebración de Pésaj

Lo primero que debe hacerse es una limpieza integral de todos y cada uno de los rincones de la casa para eliminar los restos de jametz, alimentos leudados como migas, galletitas, alfajores y cualquier otro resto de comida que pueda haber quedado en alacenas, bolsillos, cajones y/o carteras.

A lo largo de estos ocho días todo lo que contenga levadura o panes, harina de trigo y fideos debe separarse de la heladera y de las alacenas. Esos alimentos quedan guardados en una caja cerrada hasta el fin del Pésaj.

Quienes celebran Pésaj procuran abastecerse de manera anticipada de matzá así como también de los demás alimentos permitidos y necesarios para esta festividad. Alimentos que serán la estrella de las dos primeras noches.

El matzá o pan ácimo que se adquiera deberá alcanzar para los ocho días. Asimismo, habrá quienes compran harina de matzá o fécula de papa para elaborar albóndigas o tortas, vino para los adultos y jugo de uva para los niños. Pescado o quijada, verduras amargas o jrein elaborado de rábano picante y jaroset, un dulce llamado indispensable para las bendiciones del Seder.

 

 

 

Fuente: La Naciòn

Iplyc

SEGUINOS

Iplyc
error: Contenido protegido!