Contrabando: entre subida y bajada al río, cómo viven estos grupos en la frontera

Que existe contrabando en la frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay no es nada nuevo, que muchos viven de ello, tampoco. El contrabando se divide en “subida y bajada”, los que envían mercadería y los que ingresan “de todo”. Semanalmente se les paga alrededor de $400 mil, dividido por el total de estibadores”.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Con los “supuestos estrictos controles de las fuerzas”, el contrabando en la frontera sigue siendo un medio de vida que se vio incrementado con la pandemia. A diario LaVozDeCataratas publica informes de las fuerzas tanto federales como policiales, de la incautación de mercadería de contrabando. Pero cuánto más ingresa y egresa del país por Iguazú? Las personas que “organizan y dirigen” el pase de mercadería desde Iguazú a Paraguay por el río contaron a LaVozDeCataratas que el contrabando se divide en:

Bajada: desde Iguazú se organizan grupos de hasta 70 personas, los estibadores, que llevan la mercadería como: pollo, aceite, harina, leche, vino,  hasta la orilla del rio. La mercadería es cargada en las lanchas de los paseros y son llevadas al otro lado, la localidad de Presidente Franco, en Paraguay. La cantidad de bultos varía entre 300 y 600 por día. “Cuando se baja 600 están todos contentos porque cobrarán más. Semanalmente se les paga alrededor de  $400 mil,  dividido por el total de  estibadores”.

Además contaron que “De esto vive la gente, no somos ricos, apenas comemos. Acá todos trabajamos, todos nos respetamos. El gobierno no hizo nada por nosotros, si nos quedamos sin esto habrá un estallido social, la gente no tiene de donde sacar. Amanecemos esperando, porque hay muchos controles de Prefectura, a veces en la lluvia para llevar el puchero”. Los  estibadores son todos padres de familia, algunos trabajaban en turismo, otros en hotelería. “Siempre se perjudica  al más chico, van todos en la misma bolsa, y los grandes no caen, nosotros pasamos no subimos nada”, comentaron.

En la bajada los grupos se dividen en: Encintado: los que preparan los bultos. Los estibadores: los que bajan los bultos al rio.

Subida: son los que ingresan desde Paraguay o Brasil la mercadería. Con la subida se abastece de indumentaria, zapatos, celulares, ventiladores  que se venden en cualquier esquina de la ciudad,  neumáticos para automóviles, si necesita es muy fácil de conseguir, solo deberá comunicarse telefónicamente  y los encargados hacen el trabajo.

Hay varias zonas de subida como 600 hectáreas, 2000 hectáreas, ex basural y barrio Santa Rosa. “Antes toda esta mercadería se pasaba por la Aduana y se repartían entre 4 o 5, ahora comen miles de personas. De toda esta gente que trabaja nadie tuvo covid, porque no se cruza, la mercadería llega al borde del rio se carga o se descarga”, contaron a LaVozDeCataratas

 

Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!