Escándalo en Eldorado: buscaban a un preso y se encontraron con el intendente que se dio a la fuga

Una patrulla del Servicio Penitenciario que estaba tras los pasos de un peligroso delincuente que había escapado de una cárcel de Eldorado, encontró a un intendente borracho y en compañía de una travesti en cercanías de un aserradero. El procedimiento terminó en un escándalo porque el alcalde de Eldorado, Fabio Martínez, resistió el procedimiento de identificación que intentaban realizar los guardiacárceles.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Cerca de las 23.00 de este viernes, el sereno del aserradero alertó a los penitenciarios sobre la presencia sospechosa de una persona en un camino interno de la planta industrial. Su temor era que fuera el reo que en horas de la mañana se había escapado de la Unidad Penal 3.

Una patrulla llegó al lugar y rodeó la camioneta Hilux gris, pese a que el conductor intentó escapar. Después de varios minutos, el hombre accedió a descender y rápidamente fue reconocido como el intendente de Eldorado.

En las imágenes se puede observar una gran cantidad de latas y botellas de cerveza dentro de la camioneta. Martinez, que evidenciaba estar alcoholizado, se hallaba en compañía de una travesti a la que llevó a trabajar en la Municipalidad a poco de asumir, hace dos años.

La patrulla de penitenciarios había llegado al lugar con la esperanza de aprehender a Carlos Poncio o Jair Figleski, un delincuente que purgaba una condena de 14 años de cárcel por un homicidio que cometió en 2016 en Misiones.

 

Por ahora, aunque no oficialmente, solamente se conoce una versión de los agentes del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), que se encargaron de difundir imágenes captadas con sus celulares, en las cuales relataron el enfrentamiento que tuvieron con Martínez, cuando seguían una pista para encontrar a Carlos Poncio o Jair Figleski, conocido con el alias de “Bola 8”, que se escapó de la penitenciaria local (ver más información en página 32).

El intendente eldoradense se llamó a silencio a pesar del revuelo nacional que tomó el lamentable episodio y, a las pocas horas, se mostró ayer en un operativo social en el barrio Antigüo Centro. Tampoco hubo un comunicado de prensa de la Municipalidad o de algún representante legal de Martínez.

En la renovación eldoradense se limitaron a indicar que “quien tiene que hablar es el propio Intendente porque se trata de un hecho de instancia privada”.

Por la trascendencia del caso, el SPP abrió un sumario administrativo interno a los efectivos que participaron del operativo, quienes declararon ayer mismo ante el jefe de la fuerza, Manuel Dutto y habrían coincidido en los relatos sobre la actitud de Martínez en la noche del viernes.

 

No se identificó e intentó irse

De la reconstrucción  en base a diversas fuentes de manera extraoficial, todo comenzó a las 23 horas del viernes, con un llamado a la UP-III por parte del dueño de un aserradero, quien advirtió haberse cruzado en la calle con un hombre de características similares a “Bola 8”.

Inmediatamente después de la comunicación, los penitenciarios montaron un operativo en los alrededores de la empresa, como parte de la búsqueda del fugado. Todo indica hasta ahora que no se dio participación ni de la información recibida como del procedimiento a la Unidad Regional policial.

Así, los penitenciarios se habrían encontrado con una camioneta Toyota Hilux color gris con las luces apagadas y los vidrios polarizados, estacionada a la vera de un camino vecinal.

Siempre según la versión de los efectivos de seguridad carcelaria, cuando se acercaron al vehículo, se encendieron las luces y se puso en marcha con aparentes planes de marcharse del lugar. Así, se la habría obligado a parar en un tramo donde no había salida, en medio del nerviosismo por saber si adentro estaba el prófugo tan buscado.

Pero, para sorpresa de los penitenciarios, luego de varios minutos de gritos y tensión, quien bajó de la camioneta fue el intendente de Eldorado Fabio Martínez mientras que una mujer se escondió en la parte trasera sin acceder a bajar de la misma.

Los penitenciarios habrían ratificado ante Dutto en su conjunto lo mismo que se escuchó y observó en el video que se hizo viral: que el jefe comunal estuvo lejos de colaborar y que, al no identificarse de entrada, alimentó el enfrentamiento con ellos ante la sospecha de estar en presencia de “Bola 8” por el dato telefónico recibido.

No aparece un test de alcoholemia

Respecto a las versiones que refirieron a un presunto estado de ebriedad de Martínez, ni el SPP ni la Policía habrían solicitado realizar un test de alcoholemia para confirmarlo, a pesar que el Intendente fue llevado a revisación médica policial.

En el video sí se pueden observar latas de cerveza en el piso del vehículo, un termolar que tenía escrito “Fabio” con una cerveza adentro, una conservadora y una botella de gaseosa desparramados en el interior de la camioneta.

¿Era un vehículo oficial? Hasta anoche se negó la versión desde las fuerzas de seguridad, asegurando que el dominio no estaba a nombre de la comuna, lo que hace presumir que era propiedad de Martínez.

En el video que se esparció rápidamente por las redes sociales, se puede ver a Martínez cuando lograron que descienda de la camioneta y les advirtió a un integrante de la UP-III: “no entres en mi auto”, en momentos en que quisieron revisar si estaba el prófugo; “llamale al jefe” (de la policía local) cuando el enfrentamiento se volvió mayor y un efectivo sugirió llamar a la comisaría para darle intervención en el disturbio; “me invaden, no tienen ni idea dónde están parados”, les dice Martínez cuando comenzaron a filmar el interior de la camioneta y describir las bebidas encontradas; y “jamás me puse pesado” cuando vio que lo estaban filmando con celulares y acusando de no colaborar con el operativo, intentando irse.

Del lado de los penitenciarios se los escuchó relatar en los videos que el Intendente “no se puede mantener parado, apenas puede caminar”, cuando lograron que bajara Martínez de la camioneta; “está con una mujer transgénero” cuando la misma no quiso bajar del vehículo ni la pudieron identificar; “Qué vergüenza el intendente” en momentos donde terminaron reconociendo al funcionario.

Con información de Primera Eedición

.

Array
Pan de la abuela

SEGUINOS

error: Contenido protegido!