De madrugada y con machetes echaron de su casa a embarazada de gemelos con su hijo y su pareja

Según la denunciante, "además de golpearlos, tiraron sus pertenencias a la calle, rompieron objetos de valor". La pareja se encuentra viviendo en la casa de una vecina y a pocos días de que nazcan los bebés se quedaron sin nada de lo que habían comprado para ellos.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Magalí Vargas cursa su octavo mes de embarazo, vive con su marido y un bebé de 1 año y ocho meses. El viernes pasado, según denunció públicamente, «mientras dormían fueron atacados por   personas  encapuchadas que  ingresaron a su casa los «golpearon, echaron del lugar y tiraron todas sus pertenencias a la calle».

«Entraron a nuestro terreno y nos querían sacar como sea, tenían machetes, a Enzo, mi marido, le llegaron a cortar el brazo, lo golpearon en la cabeza,   me tiraban del pelo, a mi bebé me lo querían sacar de los brazos» cuenta la joven en un dramático video subido a sus redes sociales en búsqueda de alguna respuesta.

Según relató a LaVozDeCataratas, cuando se enteró que estaba cursando un embarazo de mellizos,  decidieron comprar un terreno para construir una vivienda,  «vimos unos terrenos en el Barrio San juan, entonces nos comunicamos con el señor, que lo estaba vendiendo por 600 mil pesos. Estaba a una cuadra y media de la casa de mis papas y nos pareció perfecto» añadió Vargas.

Fue entonces que decidieron comprarlo  y para ello pidieron ayuda a familiares y amigos para juntar el dinero. Según les comentó el supuesto dueño, quería venderlo porque quería irse de Iguazú.

Unos días después de efectuada la transacción se comunicó una mujer con Magalí alegando ser la dueña del terreno y que lo quería recuperar. Por ello, decidieron  ir a vivir al lugar «sin tener baño, luz, sin tener agua, para no perder el terreno porque como se sabe, si no hay nadie viviendo cualquiera puede venir y meterse» comentó.

«Unos días después que ya estábamos viviendo acá, esa chica se presenta acompañada de su papá y dos oficiales de ´policía, sin presentarme ningún papel que acredite la propiedad, me dijeron que me tenía que retirar de ahí porque este terreno era de esta chica, que dijo llamarse Celeste. Le dijimos que no nos íbamos a retirar porque ya teníamos la mensura, teníamos la luz y el agua. Cuando yo le pregunté que papeles tenían ellos, no sabían que responderme y se retiraron. Antes de retirarse  nos amenazó, nos dijo que nos íbamos a retirar por las buenas o por las malas» relató Vargas.

Fue entonces que tomaron la decisión de realizar una denuncia en el Juzgado de Instrucción N° 3 contra estas personas por las amenazas recibidas.  Desde ese momento parecía que las cosas se habían calmado hasta el pasado viernes cuando fueron atacados en la propiedad.

«Estábamos a punto de dormir y escuchamos ruidos de motos, ingresaron y  a las patadas rompieron la puerta. Ahí nos dimos cuenta que algo grave estaba pasando y nos pusimos a gritar a pedir auxilio» afirmó la joven.

Alrededor de siete personas encapuchadas comenzaron a agredir  y a romper sus pertenencias «mientras me golpeaban trataba de que no me pegaran en la panza ni a mi bebé, este señor que me estaba sosteniendo del brazo, levanta el machete como para reventármelo en la panza, no se que hubiera pasado si mi marido no entraba en ese momento. Parece que el Señor tenía todas las intenciones de matarnos. Cuando mi marido se pudo soltar de estas personas nos sacó a mi y a mi bebé afuera, cuando quedamos afuera en la calle, estas personas comenzaron a tirar todas nuestras cosas, todo lo que teníamos en la casa, perdimos absolutamente todo lo que teníamos. A todo esto se reían de nosotros mientras estábamos en la calle, fue un momento que no le deseo a nadie» se lamentó.

Su bebé de un año y ocho mese también fue agredido «Mi bebé está todo lastimado , tiene golpes en la cara, rasguños, está traumado, este fin de semana no pudo dormir. El estaba durmiendo y se levanto viendo como golpeaban a su mamá y a su papá, ese trauma no sé cuando se va a recuperar » añadió Vargas.

Actualmente, la familia está viviendo en la casa de una vecina, a quien también estas personas amenazaron de muerte «No sabemos que hacer, estamos en situación de calle, viviendo en la casa de una vecina, ella quiso ayudarnos y le dijeron que no se meta que la iban a matar. No sabemos que hacer, no sabemos que medidas tomar».  hoy recibieron la noticia de que el terreno con la casa, está en venta, luego de que fueron desalojados.

«hoy estamos viendo que se está ofreciendo el terreno, que se quiere vender a 250 mil pesos, lo están rematando para quedarse con la plata. Nosotros no queremos perder ese terreno, es nuestra casa, nuestro sacrificio, están todas nuestras cosas ahí»

La joven finalizó suplicando justicia y solicitando la intervención de los organismos correspondientes para reparar el problema «queremos que se haga justicia, que nos devuelvan las cosas que nos robaron, que nos pague las cosas que rompieron, las cosas de los bebés, en menos de tres semanas estos bebés van a hacer y nosotros no tenemos nada. Que se haga justicia».

 

SEGUINOS

Pan de la abuela
error: Contenido protegido!