Dieron el alta a la niña abusada y víctima de un aborto clandestino

La niña de 12 años que el sábado pasado ingresó en grave estado al Hospital Materno Neonatal de Posadas, víctima de abuso sexual y sometida a un aborto clandestino, fue dada de alta ayer y regresó junto a su madre a su hogar en Hipólito Yrigoyen.

Iguazú (LaVozdeCataratas) A la par de la evolución de la menor, se aguarda la realización de la declaración de la víctima en cámara Gesell, turno de pericia que ya fue solicitado por el juez de Instrucción de Jardín América, Roberto Sena.

También ayer llegaron al despacho del magistrado los primeros sumarios de la Unidad Regional IX respecto a lo sucedido el sábado y los días siguientes al respecto.

Entre estas medidas se señalaron los informes sobre la aprehensión de un joven de 18 años, quien en enero habría obligado a la menor a beber alcohol para concretar el abuso sexual.

De este acto habría quedado embarazada la niña y se le practicó de manera clandestina la interrupción de la gestación.

Esto, se presume, le habría provocado lesiones graves que obligaron a trasladarla primero al hospital zonal de Jardín América y desde allí, ante estado extremo, fue derivada al Neonatal del Parque de la Salud de Posadas.

La recibieron junto a su progenitora y de inmediato se inició el protocolo con informes a la comisaría Cuarta de la Unidad Regional I, jurisdiccional del Hospital Central, que remarcaron que la niña debía ser asistida e intervenida por un aborto mal realizado, clandestino y víctima de abuso sexual.

El lunes, tal como publicó este Diario en exclusiva, fue detenido el sospechoso del abuso.

Según informó la madre de la menor a la policía, en enero pasado un familiar fue de visita a su domicilio. Este hombre fue acompañado por otro individuo que, por motivos que aún no trascendieron, quedó a solas con la víctima durante un rato.

En esas circunstancias se cree que habría obligado a la niña a consumir fernet, tras lo cual la ultrajó en su habitación.

Luego de establecerse la identidad del sospechoso la Justicia ordenó su inmediata ubicación y aprehensión, que se concretó en una precaria vivienda del paraje Cerro Romero, perteneciente al municipio de Santo Pipó y en jurisdicción policial de la comisaría de Gobernador Roca.

Fuente: Primera Edición
¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
error: Contenido protegido!