Muchos pozos, poca agua

Iguazú (LaVozDeCataratas) La falta de agua potable es un problema estructural de Puerto Iguazú, «nos hemos acostumbrado a tener dos o tres días agua y no tener por cuatro o cinco» cometan los vecinos de diferentes partes de la ciudad.

Luego de que se hiciera público a nivel nacional que a principios de abril, la ciudad de las cataratas pasó más de una semana sin agua, comenzaron las respuestas paliativas por parte del gobierno municipal y el IMAS a la cuestión, mientras el gobierno provincial y nacional continúan con las obras de las tomas de agua del Río Paraná en el Barrio Santa Rosa y sobre el Arroyo Mboca-í.

La solución vino en forma de publicaciones, festejos y fotos de perforaciones de pozos de agua en diferentes barrios, supuestamente para solucionar el desabastecimiento. Los vecinos de Iguazú, hace rato que recurren a hacerse sus propias perforaciones ante el pésimo servicio de la empresa prestadora.

En los últimas meses dos perforaciones en Barrio Santa Rosa, Una en Barrio Cataratas, y la última en Villa Alta, específicamente en la plaza de los niños prometían brindar agua a esas zonas afectadas.

Sin embargo, el pozo no lo es todo, para que sea efectivo, debe estar acompañado de una bomba, un tanque y las conexiones a los hogares, elementos de los cuales, quienes realizaron las perforaciones y las anunciaron con bombos y platillos, se olvidaron.

En Santa Rosa, desde los primeros días de mayo esperan las conexiones de red y la limpieza del tanque para poder tener agua en las casas. En Cataratas, la perforación se realizó el 12 de abril y la promesa fue la misma  pero  «hace un mes que estamos sin agua y ninguna novedad del pozo perforado nuevo que hicieron y dejaron si terminar» afirmó una vecina. La última culminó esta mañana en la Plaza de los Niños, según aseguraron desde la empresa, en 15 días estaría en funcionamiento, pero conociendo los antecedentes ¿Cuántas posibilidades hay de que sea cierto?

A ello debemos agregar, la situación de las comunidades Mbya Guaraní. Haciendo un poco de memoria, Jasy Porá no logró iniciar sus clases a tiempo, debido a que el Municipio no cumplió en tiempo y forma con la entrega de tanque y la red para abastecer a la escuela, luego de que una ONG realizara la donación del pozo perforado.

Pero aún es la situación de Miri Marangatú, donde realizaron el pozo, sin embargo para proveer electricidad y las conexiones a las casas exigieron al cacique que firme un título de propiedad por 30 hectáreas para la comunidad, cuando le corresponden por lo menos cien. Como no aceptó, continúan sin agua.

El miedo de los vecinos es que todas las promesas, pozos, conexiones y tanques no lleguen antes del 6 de junio, ya que después no llegara más, como tampoco llega el agua.

Pamela Leite. Periodista. Técnica en Comunicación. Vecina.

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!