Ordenan prisión preventiva a una mujer acusada de encubrir el abuso de su sobrina

La mujer tiene 70 años y es cercana a un comerciante acusado de abuso sexual, presuntamente los ultrajes de habrían cometido en su casa y a causa de ellos una menor de 12 años está embarazada.

La Justicia le dictó la prisión preventiva con domiciliaria por presunto “encubrimiento” a la tía de la menor de 12 años que fue abusada por un comerciante y que producto de ello gesta un embarazo, señalaron las fuentes.

El caso, salió a la luz a principios de septiembre pasado, luego de que los padres de la víctima ubicaran y hablaran con el acusado, un hombre de 50 años, quien les confesó que tuvo relaciones con su hija. Cuando los progenitores radicaron la denuncia la policía fue a buscar al individuo, pero era muy tarde, se había dado a la fuga con lo puesto.

Tras una serie de averiguaciones se supo que el sindicado como el abusador era muy cercano a la tía de la niña, una mujer de 70 años, en cuya vivienda -en zona urbana de Puerto Rico- pasaba la mayor parte del tiempo.

El hombre aprovechó que se ganó la confianza de la menor, ya que convivían prácticamente bajo el mismo techo, y fue allí que la abusó y luego la mantuvo amenazada para que no contara los sometimientos que estaba padeciendo y que habrían sido de larga data. Avanzando con las pesquisas, y tras escuchar la declaración de la víctima en Cámara Gesell, quien describió su situación y dio detalles, surgió que la tía de la niña podría haber consentido los abusos, siendo arrestada de inmediato. No obstante, tras recibir la prisión preventiva fue beneficiada con domiciliaria, debido a su edad. Ahora, podría enfrentar otro cargo relacionado a una nueva víctima.

La imputación es por presunto “encubrimiento”. Ahora y por la declaración de un testigo también la investigan por “posible facilitación de la corrupción de menores”. Creen que hubo otra víctima.

Enterada por la difusión periodística del hecho, una mujer se presentó ante la Fiscalía de Puerto Rico y brindó un testimonio que ahora es investigado. La testigo dijo que años atrás, sin precisar fechas, observó a una niña de nombre S (se mantiene la reserva de la identidad por tratarse de una menor), que a ella le pareció que era una hija adoptiva de la ahora detenida. Agregó que le pareció extraña la conducta de la menor, quien parecía no estar bien al cuidado de la sospechosa, quien en ese entonces convivía con su marido (actualmente fallecido). Por tal motivo, la Justicia ordenó a la Policía de Misiones que investigue de quien podría tratarse, es decir quien era la menor S, ya que podrían estar frente a otro posible hecho delictivo. Por esa sospecha, la mujer que está con domiciliaria ahora está bajo la lupa por “presunta facilitación de la corrupción de menores”, confió una fuente.

Fuente: Primera Edición.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
error: Contenido protegido!