Día de la Dislexia: «Para evitar la etiquetas, se debe buscar un diagnóstico»

LaVozDeCataratas dialogó con la Licenciada Lorena Maidana, Psicopedagoga y especialista en dislexia quien dio precisiones acerca del trastorno y resaltó la necesidad de difundir y conocer sus particularidades para evitar etiquetar.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Cada 8 de octubre se celebra el Día Mundial de la Dislexia, una jornada que tiene por objetivo la visibilización de una dificultad en el aprendizaje que consiste en un trastorno específico de la lectura, que afecta la oralidad, la capacidad para la comprensión lectora, el reconocimiento de palabras escritas y la elaboración de tareas escritas

LaVozDeCataratas dialogó con la Licenciada Lorena Maidana, Psicopedagoga y especialista en dislexia, la profesional explicó que: «La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje, de la lectoescritura puntualmente. Este es un proceso complejo porque es neuropsicocognitivo, es decir que activamos todo un mecanismo fonético, visual y verbal para poder leer».

En ese sentido, añadió que por medio de ese proceso «nosotros vemos una letra, y ya sabemos que sonido tiene y como ocuparla, los dislexicos no pueden hacer eso o les cuesta porque el trastorno está en ese mecanismo de enfocar, mirar y relacionar la letra escrita con el sonido».

«Logran leer, pero muy poco, a veces rotan las palabras o las letras, confunden palabras porque hacen una asociación pero confundiendo las letras y sonidos» especificó. Por otro lado, se debe entender que cada niño o persona que sufre este trastorno «es diferente y se debe trabajar de manera personalizada. Si bien, no hay grados, hay diferentes tipos y dentro de los tipos,  hay subdivisiones de acuerdo a cada uno» relató Maidana.

Sobre las causas de la dislexia mencionó que «puede ser genético, pero tiene que ver con el entorno, como fue estimulado, porque a veces pronuncian mal, entonces escriben mal». También resaltó que: «No se debe confundir la dislexia, con el proceso de aprendizaje en los inicios, a veces tener confusiones o sustituciones en un niño de cinco o seis años que está aprendiendo a leer o escribir es normal. Lo que hay que tener en cuenta es que tiene que tener todas las características, como por ejemplo no poder hacer dictado, dificultad para hacer rimas, para recitar el alfabeto, quieren aprender las palabras de memoria y no leerlas.  y debe persistir en el tiempo, pasando los siete u ocho años. Por eso no hay que etiquetar a cualquiera».

Además, recordó que el coeficiente intelectual no se ve afectado por este trastorno, ni tampoco la manera de relacionarse «es un trastorno crónico, porque no se cura, pero la persona puede hacer su vida normal. Con tratamiento se puede tener una mejor calidad de vida, va a poder leer y escribir, quizás no sea algo que le va a gustar, pero va a poder hacerlo y ser independiente».

Importante es poder hacer una consulta si se tiene sospechas de que un niño esté atravesando la dislexia: «Consultar para sacarse las dudas, darles tiempo, tener paciencia en las etapas. Ahora si en ese tiempo, tiene poca tolerancia al fracaso o vemos que persisten en el tiempo los síntomas mencionados anteriormente, lo mejor es hacer una consulta para tener un diagnóstico y para prevenir etiquetas» aseguró.

Para finalizar afirmó que es necesario «Acompañar, tener paciencia, y saber que cada uno es distinto, por eso los tratamientos son personalizados porque quizás un tratamiento me sirve mi, pero no al otro».

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!