Proyecto RAE: Una alternativa para reciclar aparatos electrónicos

A través del mismo, docentes y estudiantes de la EPET N° 4 recuperan materiales electrónicos y reinsertan al sistema productivo, buscando reducir el impacto ambiental de desechar residuos contaminantes y tóxicos. En este taller se reciben computadoras e impresoras fuera de uso para repararlas, donarlas, o utilizar sus componentes para construir robots.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Alumnos de la EPET N°4, de la orientación Técnico en Informática trabajan desde hace 2 años en un proyecto de reciclaje y recuperación de aparatos electrónicos. La iniciativa surgió en el 2019 y continúa vigente dándole otra oportunidad a los residuos electrónicos.

«Las idea surgió desde el área específica de informática de la EPET. Nos reunimos un grupo de profes del área y vimos esta problemática. Acá hay muchas empresas y una de sus problemas era que hacer con sus residuos informáticos una vez que termina su uso. Entonces pensamos que a nosotros también nos servía para las prácticas de los chicos, reparar en caso de que se pueda y disponer de otro destino para esos equipos» comentó a LaVozDeCataratas Karen Folgmann, docente integrante del proyecto.

A través de alianzas se fue consolidando la propuesta, y con diferentes empresas consiguieron acondicionar un espacio en la escuela para trabajar y disponer de distintas herramientas para ese propósito. «con la ayuda de estas empresa y hoteles se pudo acondicionar un depósito como taller para que los chicos puedan trabajar cómodos y también nos compraron insumos» añadió Folgmann.

De este modo, computadoras e impresoras que eran obsoletas para algunos, los alumnos reparan y le dan otra oportunidad. Los elementos que se logran recuperar son destinadas a la escuela o a donaciones. También lograron obtener un documento legal que le permitiera desarrollar sus actividades: «En ese momento no había ningún elemento legal que pudiera dar aval a este tipo de tratamiento con el residuo, entonces nos acercamos al Concejo Deliberante y fue Declarado de Interés Municipal, el 5 de septiembre del año 2019» resaltó la docente.

El proceso consiste en «Separar lo que funciona y lo que no. En caso de que no funcione se separan sus componentes en plástico, vidrio o metal, para su disposición final» explicó.

Además muchos componentes son destinados a otros proyectos y de ese modo no terminan en un basurero o relleno sanitario: «cables, engranajes, motorcitos de impresoras son utilizados por el taller de electrónica y robótica, donde trabajan en el armado de distintos tipos de robots reciclados. También colaboramos con el Espacio Maker de la Escuela de Robótica» comentó.

Para finalizar destacó el proyecto ya que «los chicos pueden aprender y también concientizar sobre el peligro de este tipo de residuos».

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
error: Contenido protegido!