Leandro Villar se declaró inocente y apuntó a otro hombre

Sin embargo, el celular de la víctima, las pruebas de ADN y los horarios destruyen la coartada del soldado. Durante la primera audiencia en el Tribunal Penal 1 de Eldorado también declararon familiares de la joven.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Durante la primera jornada del juicio contra Leandro Villar por el femicidio de Vilma Mercado, por primera vez desde que compadeció ante la justicia, el acuso accedió a declarar y negó los cargos. El primer día del juicio se extendió por nueve horas, de las cuales casi tres fueron ocupadas por Villar.

«no solo negó los cargos,sino que deslindó todo tipo de responsabilidades y apuntó contra otro sujeto que supuestamente estaba en el lugar y habría llevado a Vilma a un lugar determinado» confirmaron  fuentes judiciales a LaVozDeCataratas. 

En primer término aseguró que ese miércoles 23 a la noche pactó un encuentro con la joven, reconoció que tuvieron relaciones en su casa y explicó que la llevó hasta cerca del lugar donde luego hallaron su cuerpo pero que allí, ella subió a un Volkswagen Gol Trend de color negro, donde la esperaba un hombre y que desde ese momento no la vio más.

Al ser interrogado por el fiscal, Federico Rodríguez, Villar dijo que el chip del teléfono de la víctima que fue hallado en su poder fue porque él lo levantó del piso cuando ella lo arrojó, supuestamente porque “no quería saber más nada de su exnovio que cuatro días antes del hecho terminó su relación y que era de Corrientes”.

Que la mordedura de la joven en su brazo era porque “al compartir un chicle ella lo mordió y que además ya tenía lastimado ese sector del brazo”.

También afirmó que él la llevó en motocicleta hasta el descampado conocido como Villa Cariño donde luego “se encontró con el hombre del Gol. Que ella le pidió una cinta de embalar para arreglar el vidrio del automóvil de dicho vehículo y que él fue a buscar a su casa y se la dio”.

Villar afirmó luego que regresó a esa zona porque iba a fumar un porro, debido a que no lo podía hacer en su casa porque su vecino es gendarme. Al volver al lugar refirió que “encontró la cinta de embalar que le había prestado a Vilma” y que posteriormente la policía encontró en su poder.

Sin embargo, la fiscalía demostró que el relato de Villar no se ajusta al horario que hubiese neceitado para completar los hechos que narró con el objetivo de evitar ser hallado culpable. La prueba principal, en este sentido, es la señal de los celulares del soldado y de Vilma, ya que el satélite marcó que ambos estuvieron en el lugar donde se cree fue asesinada, cerca de una hora. Según los datos brindados a la causa, Villar y Vila estuvieron en la zona de Villa Cariño, ejueves 24 de octubre de 2019 entre las 0.10 y las 1.12, horario en el que la autopsia determinó que fue perpetrado el crimen.

Por otro lado, según el Fisal, el lapso de una hora en el que el acusado afirma haber hecho todo lo que el relató “sería prácticamente imposible que haya ido y venido a su casa” y que además “su relato le pareció carente de sentido y de coherencia, además sus dichos no tienen apoyatura de pruebas”.

Otros testimonios:

Además, declararon los padres de la víctima, María Estela Leite y Damián Mercado, y su hermana Yamila Nancy Campañoni. Cuando fue el turno de la madre, le tocó reconocer el celular de su hija, momento en el cual no pudo evitar las lágrimas. También solicitó tener un momento el celular consigo, lo que fue concedido por el tribunal.

Luego se pasó a un cuarto intermedio hasta las 8 de hoy, cuando sea el turno de escuchar el testimonio de las amigas de Vilma que son cinco en total.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!