Nuevo laboratorio investigará enfermedades virales en Misiones

Fue inaugurado en el campus de la UNaM. Investigarán sobre el COVID, además de patologías endémicas como el dengue, zika y chikungunya.

Luego de ser evaluados por la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) Malbrán, se inauguró ayer el laboratorio de Bioseguridad BSL2+ “Madar”.

El acto de apertura contó con la presencia del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, junto con autoridades de la UNaM e investigadores del CONICET. Esta nueva herramienta se incorporará a la red de laboratorios y permitirá fortalecer la capacidad de diagnóstico en enfermedades virales, entre ellas el COVID-19.

La rectora de la Universidad Nacional de Misiones, Alicia Bohren, contó a PRIMERA EDICIÓN que desde UNaM “se viene desarrollando a través de carreras como genética, bioquímica y farmacia, varios proyectos de investigación relacionados con el tema salud y enfermedades endémicas propias de la región, como el dengue, zika y chikungunya”.

La apertura de este laboratorio, “es una manera de ampliar la investigación, al contar con infraestructura que permite manipular agentes patógenos con un nivel de seguridad adecuados”, añadió. Bohren aseguró que “también permitirá articular con otros grupos de investigación de la provincia o la región”.

Desde la Universidad, detalló que “tenemos un número importante de investigadores de doble dependencia, UNaM- CONICET, que ahora ampliarán sus posibilidades para doctorados y posdoctorados”.

Por su parte, el secretario general de ciencia y tecnología de la UNaM, Pedro Zapata, explicó que “es un laboratorio que tiene nivel de seguridad que permite trabajar con patógenos aéreos, algunos agentes virales y peribacterianos que son peligrosos. La Universidad hasta ahora no tenía esta capacidad, con lo cual los proyectos de investigación no podían ahondar en estos temas. Ahora, esperamos tener más proyectos de investigaciones para generar nuevos desafíos, como la generación de antivirales e incursionar en el tema COVID”.

Este mejoramiento “surgió en el plan de mejora de la Universidad y a través de una invitación del Ministerio de Ciencia y Tecnología para llevar soluciones a la provincia durante la pandemia”, agregó. En este sentido, señaló que “la biomedicina es un área que necesita ser fortalecida y es uno de los laboratorios que forma parte de la red de la Universidad”.

En Madar “pueden hacerse cultivos celulares, trabajar con antivirales en células, además de investigaciones sobre el cáncer y por supuesto COVID-19. Dentro del esquema del laboratorio, se abre la posibilidad de vincularse con otros, entre ellos, el INMET, junto al ANLIS Malbrán y vincularlo a la provincia para asistir en el caso de que la pandemia lo requiera”.

Investigar

La encargada de este laboratorio de complejidad nivel II, Karina Salvatierra, contó a este Diario que el proyecto “está integrado por cuatro investigadores de cada nodo de la universidad, dos genetistas y dos bioquímicos. Fuimos convocados para poner en orden los proyectos de investigaciones y también habrá una comisión de evaluación externa, del ANLIS- Malbrán”.

Entre los temas pautados para estudiar, precisó que “de momento, los proyectos que avanzarán están referidos al cultivo celular, antivirales en dengue, zika y chikungunya, además de PCR de COVID para la secuenciación de genomas”. Esto último permitirá detectar las variantes del SARS-CoV 2 dentro de la provincia, en caso de que la pandemia lo requiera.

Más inversión

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, remarcó sobre el laboratorio que “felicito a la Universidad Nacional de Misiones y que tengamos la posibilidad de brindar respuestas como esta. Nos comprometemos a seguir apostando por la ciencia, la tecnología, la universidad y el conocimiento”.

Asimismo, confirmó que en materia de inversiones “hemos firmado con la Universidad para que dos institutos de doble dependencia CONICET- UNaM reciban 436 millones de pesos, que llegarán para poder construir los edificios”.

La ciencia como política nacional

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, lamentó que “estamos acostumbrados a que los desarrollos se produzcan en el centro del país y poco en las provincias que lo necesitan, como es el caso de Misiones”. El laboratorio Madar “es una forma de generar una política de federalización de la ciencia, con instalaciones costosas y personal altamente capacitado”.

Destacó que “la investigadora a cargo es una egresada de Misiones, eso implica que las universidades e institutos de investigación cumplen con el objetivo de generar condiciones en el lugar donde nacieron”.

Filmus aseguró que “los científicos jugaron un papel enorme en la pandemia para el desarrollo de barbijos y kits de detección de COVID, que se están exportando. Argentina en este momento está trabajando en cuatro líneas de vacunas contra el COVID, con la esperanza que en 2022 o principios del 2023 tengamos una solución propia”.

En líneas de trabajo, indicó que “temas como el dengue, zika y chikungunya, generan problemas a resolver en Misiones, por ser limítrofe con Paraguay y Brasil”.

A nivel provincial, contó que “hay más de 300 investigadores y becarios del CONICET. Eso indica que Misiones se preocupa y merece del apoyo nacional”.

Fuente: Primera Edición

SEGUINOS

error: Contenido protegido!