Pidieron 13 años de prisión para el acusado de abusar de su sobrino de 5 años en Iguazú

El fiscal del Tribunal Penal 1 de Eldorado, Federico Rodríguez, pidió 13 años de prisión para el joven que está siendo juzgado por abusar sexualmente de su sobrino de 6, señalaron las fuentes.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Fue el día jueves  durante los alegatos de las partes, donde la defensa del imputado, a cargo del letrado Rodrigo Torres Mourat, tras dar a conocer sus argumentos, solicitó su “absolución por el beneficio de la duda”, agregó un vocero.

Acto seguido se pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo martes 7 de diciembre a las 8.30, cuando se le dará la oportunidad de expresar las últimas palabras al sospechoso.

Luego de cumplirse esta medida el citado Tribunal, presidido por la jueza María Teresa Ramos, secundada por Eduardo Jourdan y Atilio León, procederá a deliberar para dictar sentencia.

El acusado está siendo juzgado por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda (hechos reiterados), en concurso ideal con corrupción de menores agravado”, indicaron las fuentes.

“Hubo múltiples abusos”

Durante su alegato el fiscal Rodríguez afirmó que quedó probado que hubo “múltiples abusos, que no se pudo establecer cuándo comenzaron, salvo la fecha del último hecho que figura en la denuncia que está en el expediente (el 23 de diciembre de 2019, a las 21.30).

Pero fueron repetidos de acuerdo a lo que se escuchó en Cámara Gesell por parte del menor. Allí recordó circunstancias como ser que muchas veces pudo haberle contado a su abuelo lo que pasaba o que no se animó a decirle a su familia, e hizo alusión en plural a las reiteradas oportunidades en las que quedó solo con su tío.

Por ejemplo cuando la madre iba a la iglesia o sus abuelos de compras o que miraban dibujos animados en la habitación del acusado”.

En la elevación a juicio consta que los hechos y según la investigación fueron perpetrados todos en el mismo lugar, es decir la habitación que tenía el sospechoso en la casa de sus padres (abuelos del niño), en el barrio 1º de Mayo de Puerto Iguazú.

Luego de agregar algunos fundamentos a su argumentación final, Rodríguez solicitó la pena de 13 años de prisión para el imputado.

Según surgió de la instrucción de la causa, el tío encerraba al menor en su habitación, luego lo amenazaba con un destornillador para sacarle sus prendas de vestir y lo abusaba. Para que no se oyeran los gritos, el agresor le colocaba una media en la boca o lo maniataba con medias para inmovilizarlo, según figura en el expediente.

Si bien la denuncia de la madre comenzó la investigación, durante el debate se supo que el caso salió a la luz porque el niño se animó a contarle lo que estaba padeciendo a su padrastro, con quien tiene un vínculo de confianza.

En el juicio brindaron testimonio ante el citado Tribunal la madre de la víctima, su abuela, el padrastro y una psicóloga que fue citada por la defensa. El acusado se abstuvo de ser indagado y dijo que hablaría sobre el final del juicio. Durante la investigación del hecho se estableció que el menor sufrió daños físicos y psicológicos por los constantes abusos, tal como se publicó en su momento.

“Recordó circunstancias”
“En Cámara Gesell el menor recordó circunstancias, como ser que muchas veces pudo decirle a su familia lo que pasaba, e hizo alusión en plural a las veces en que quedó solo con su tío”, indicó en su alegato el fiscal Rodríguez.

 

Fuente: Primera Edición

Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!