Padece retraso madurativo, se fue de vacaciones y al volver encontró su casa vendida, sin nada y figura como fallecida

La historia, digna de una película, es lo que le sucedió a Úrsula Hassan, una mujer de 56 años que padece retraso madurativo. Según relató, su padre falleció y mientras ella estaba de vacaciones su hermano la hizo pasar por fallecida y vendió todas las propiedades de su padre. Actualmente vive en precarias condiciones con quien fuera la cuidadora de su padre, que la acogió solidariamente

Iguazú (LaVozDeCataratas) Úrsula Hassan es una persona reconcida en Iguazú, tiene 56 años y padece de retraso madurativo. Hija de un pionero de Iguazú que supo estar muy bien económicamente, dueño de diferentes propiedades. En la ciudad la conocen por integrar un conjunto musical y tocar el bombo y la guitarra. Su situación cambió cuando luego de regresar de sus vacaciones, encontró que no podía ingresar a su casa, no tenía nada y también figuraba con fallecida. Actualmente vive en la pobreza junto con una mujer que le dió acogida por solidaridad.

«Mi papá era Federico, lo conocía todo Iguazú. Era chistoso y alegre, a veces chinchudo y me cuidaba mucho, me quería mucho» relató Úrsula.

La historia y situación de la mujer cambió hace unos meses cuando volvió a Iguazú después de estar en el sur, visitando a unos amigos «me vine a Iguazú y encontré todo cerrado. Pedí el teléfono a un remisero para llamar a Zulma  y le pregunté si podía ir a la casa de ella, ahé empecé a vivir con ella» comentó.

Zulma es cuidadora domiciliaria de adultos mayores y fue contratada para cuidar al fallecido Don Hassan. Era muy cercana a Úrsula, ya que trabajaba cama adentro para la familia:  «El siempre me decía que le cuide a Úrsula, a ella no le tenía que faltar nada. El abuelo se preocupaba mucho por ella. Me quedé con él hasta que el abueno dijo basta» relató la mujer que se hizo cargo de ella.

«Ella se fue de vacaciones y no podía volver por la pandemia, cuando pudo, vino del sur, con sus dos bolsitos para entrar en su casa y no pudo pasar, no pudo entrar, entonces recurrió a mi» añadió.

Con sus propios recursos, Zulma construyó una pieza para la mujer, para que pueda vivir con ella, pero lamenta que las comodidades que tiene no sean suficientes para una persona con las discapacidades de la víctima: «Ella tenía aire acondicionado, tenía cama ortopédica, una tele, comodidades de millonario. Lo que yo le puedo dar no es lo que ella tenía, no puede una hija de pionero que viva así».

La historia no termina en ello, sino que lo más trágico es que Úrsula figura para la justicia y el Estado como fallecida. Eso lo descubrieron cuando la misma necesitó medicamentos y acudió a PAMI para recibirlos: «Le sacaron el sueldo de ella, yo no sé quien cobraba porque en eso no me metía. Cuando ella volvió, me dijo para ir al PAMI para buscar los medicamentos que ella tiene que tomar. Nos fuimos a PAMI, y cuando le pregunté por los medicamentos, miró en la computadora y me dijo que Ursula Haddad estaba fallecida, me da vuelta la pantalla y me muestra que figuraba como fallecida» explicó Zulma.

En el ANSES también figura como fallecida, lo que le impide acceder a cualquier pensión, por ello en este momento, están en disputa judicial para recuperar su identidad y su vida.  También Zulma se encuentra en batalla legal contra el hermano de Úrsula ya que no le pagó lo acordado por los cuidados del fallecido Hassan. Es también el acusado por parte de las mujeres, de ser el artífice de maniobras ilegales para hacer pasar a su hermana como muerta y vender las propiedades que pertenecían a su padre.

Además de mantener a Úrsula, Zulma también tiene una hija y su situación económica es precaria, por lo que el fin de semana fue asistida por los Bomberos para poder tener un plato de comida. Esperan que con la viralización del caso, puedan recuperar la identidad y las comodidades que por herencia le correponden.

Fuente: Alem News

SEGUINOS

error: Contenido protegido!