Joven actriz denunció a productor audiovisual por abuso sexual y laboral

La víctima es una joven de 21 años, quien reside  en Puerto Libertad, y decidió hacer pública la denuncia a través de sus redes sociales. Los hechos sucedieron, entre octubre y noviembre del 2021, durante el rodaje de un audiovisual donde ella era asistente de producción y el acusado su jefe.

Iguazú (LaVozDeCataratas) La joven, conocía previamente al hombre porque habían tenido una relación casual hace un tiempo ya que forman parte de mismo sector laboral, según relató, la relación finalizó pero él no dejaba de buscarla y proponer encuentros.

«En octubre se presentó la oportunidad de trabajar para una producción extranjera muy grande, para mi representaba una gran oportunidad y sinceramente trabajar con una ex pareja no me parecía que podía desencadenar a mayores, tuvimos una charla y arreglamos mantener la relación plenamente laboral. Pero a medida que comenzamos a trabajar en conjunto las cosas fueron empeorando» explicó a LaVozDeCataratas.

«Para comenzar la carga laboral que tenia era mucho más grande de la que acordamos, así como la carga horaria. En un principio acordamos que mi estadía iba a ser en un hotel (como todo el resto del equipo) pero cuando llegó el momento me encontré con que me llevaban a unas cabañas. A medida de que pasaban los días no era solo estar sola en una habitación a la que el era la única persona me llevaba y me traía, alejada del resto de mi equipo. También con los horarios el decidía a que hora yo ingresaba y salía, a dónde iba a dónde no» añadió.

Además de lo descripto, el hombre aprovechaba que no sabía hablar bien inglés para mantener cerca a la joven, además la «utilizaba como su secretaria personal y cambiaba mis obligaciones y trabajos todo el tiempo» manifestó, a pesar de que esas no eran sus obligaciones.

Las constantes presiones y carga laboral, hacía que la víctima se sienta abrumada, con miedo, ya que según relató, el hombre constantemente se airaba y gritaba a todo el equipo, también consumía estupefacientes para mantenerse despierto. Esta situación emocional fue la ocasión aprovechada para cometer el abuso: «Estaba cansada, perdida y desesperada. Era viajar con el a todos lados, lo tenía en mi habitación dando vueltas con la excusa de que había trabajo por terminar, viajes de la nada a cualquier lugar y en cualquier horario.

Era una situación muy estresante y yo tenía mucho miedo. Cuanto más barreras le trataba de poner en lo personal peor empeoraba el trato laboral. Llegó un momento en que no pude más con la situación, lloraba todas las noches por el desgaste y llegó a tenerme a mi como una marioneta y tener absoluto control de mi persona. En un momento simplemente deje de resistir. Recuerdo sus ojos completamente fuera de este lugar, recuerdo todo el rechazo que tenía hacia su persona y la monstruosidad que representaba para mí.

Él estaba contento de que volvamos a estar juntos, me decía que me quería y que era la única persona que me cuidaba y yo lloraba en silencio mientras me penetraba, fue la experiencia más horrible que tuve en mi vida, estaba destruida. Me presionó tanto hasta que tuve que acceder, no lo podía creer. Ese día llegué y rompí en llanto.» recordó con dolor.

Luego de la situación descripta por la víctima, el acusado cambio el trato con ella: «derivó todo mi trabajo a otras personas, me dejo descansar y me trató bien por primera vez desde que comenzamos a trabajar, ese día no me gritó». La actriz decidió contar lo sucedido a sus amigas y buscar ayuda, a quienes agradeció: «me prestaron las fuerzas para salir de ahí que yo no tenía por el desgaste, trabajar todo el día pegada a una persona violenta, manipuladora, explotadora y encima tener que dejar que te violen para que no te maltraten laboralmente era demasiado para soportar» comentó.

A partir de ese momento  decidió contar lo sucedido y las productoras con las que estaba trabajando tomaron las medidas para que no tenga que cruzarse con el agresor. También reconocieron la carga laboral a la que fue sometida y la subieron de categoría. Tuve la suerte de tener una respuesta rápida y mucho acompañamiento» agradeció.

A la siguiente semana de terminada la producción realizó la denuncia en la Comisaría de la  Mujer de Puerto Esperanza y obtuvo una orden de restricción para el acusado.  «Lo único que quiero decir es que rompamos de una vez el silencio que mantiene a personas como él con total impunidad» finalizó.

error: Contenido protegido!