Cómo responder a una carta en 2022

Las cartas son una manera de comunicación muy habitual, una carta es un escrito que sigue una estructura, lugar y fecha, saludo, cuerpo, despedida y firma. Hay muchos tipos de cartas, cada una con una función particular,

Iguazú (LaVozDeCataratas)  A continuación vamos a destacar de forma resumida y concisa, los principales tipos de cartas que existen en la actualidad para que puedas tomarlas como ejemplo.

Carta responsiva: Se trata de una carta de carácter formal, que se usa mucho en el ámbito laboral. Su función es determinar las responsabilidades en un proyecto, tarea o función, y sigue una estructura muy particular.

Para responder a una carta responsiva hay que tener en cuenta si se va a aceptar o rechazar la información que contiene, ya que tanto la carta responsiva como las cartas de respuesta pueden tener un carácter legal, dado que se pueden constituir como compromisos o acuerdos con respecto a algún aspecto formal.

Carta de recomendación: Las cartas de recomendación son muy comunes en el ámbito laboral y académico. En las empresas es habitual que, al requerir personal, los candidatos presenten cartas de recomendación, donde las personas que los conocen hacen una valoración positiva sobre ellos. Igualmente, en las instituciones educativas se reciben cartas de recomendación valorando a los aspirantes.

Las cartas de recomendación se responden con un acuse de recibo formal, agradeciendo la recomendación.

Carta de compromiso de pago: Por lo general, esta carta es un requisito para acceder a algún servicio, contrato, compra, etcétera. Se trata de que el remitente se comprometa a realizar unos pagos en el futuro, donde las fechas pueden estar determinadas o no.

Un ejemplo de carta de compromiso de pago es aquella que se firma ante una institución educativa al momento de realizar la inscripción, para adquirir la responsabilidad de hacer los pagos mensuales.

La carta de compromiso de pago se responde con un acuse de recibo formal.

Carta descriptiva: La carta descriptiva se utiliza para ofrecer la descripción de un elemento, procedimiento, función, proyecto, tema o lo que sea. Este tipo de carta se usa en el ámbito académico para que los docentes ofrezcan información a los estudiantes.

La carta descriptiva se responde con los interrogantes que surjan de su lectura y, en el caso que no surja ninguno, entonces se contesta agradeciendo la comunicación.

Carta laboral o de trabajo: La carta laboral o de trabajo es aquella en la que una empresa hace constar que una determinada persona está bajo contrato o en relación de dependencia laboral con ellos. Casi siempre, la carta laboral se emite a petición del trabajador.

La carta laboral no necesita respuesta, ya que, por lo general, se pide como requisito para acceder a algún beneficio, por ejemplo, un crédito bancario, un alquiler, un préstamo, etcétera.

Carta de reclamación:  Una carta de reclamación es aquella en la que se expresa una queja o demanda, es habitual que la reciban las empresas por parte de sus clientes.

Una carta de reclamación se debe responder con una solución al problema planteado, el cual debe ser acorde y adecuado, de manera que el cliente quede satisfecho y no se pierda la relación comercial.

Si la reclamación es injustificada, la carta se puede responder con los argumentos, pero en un tono muy amable y formal, sin emitir juicios acerca del cliente y dejando la puerta abierta para próximas ventas.

Carta de solicitud: En una carta de solicitud el remitente hace un requerimiento, el cual puede ser más información, la compra de algún producto, un cambio o lo que sea.

Una carta de solicitud se responde con la respuesta positiva o negativa de la solicitud planteada. Debe redactarse de manera formal y amable, en cualquiera de los casos.

Existen muchos otros tipos de carta, en general, de forma que las cartas se deben responder de manera formal en los ámbitos laborales, empresariales y académicos, y de manera informal en entornos personales.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!