Un preso murió luego de que se incendiara su celda.

Se trata de un joven que cumplía condena en la Unidad Penal 10 de la capital correntina, en el área de seguridad del hospital de salud mental San Francisco de Asís.

Un interno murió quemado en la Unidad Penal 10, que se encontraba en el área de seguridad del hospital de salud mental San Francisco de Asís, en Corrientes Capital.

El hecho ocurrió en la madrugada del miércoles, cuando el joven de 25 años, identificado como Marcos Pedro López, se encontraba en su celda y, por razones que se investigan, se prendió fuego su colchón.

El joven sufrió quemaduras en el 70% del cuerpo y fue trasladado de urgencia al Hospital local, pero a pesar de todos los esfuerzos del equipo médico, falleció durante la madrugada por complicaciones en su cuadro clínico.

Aún se busca determinar cómo se originó el incendio en la celda, y si es que hubo intervención de terceros en el hecho, indicaron fuentes a los medios locales. Al respecto, personal de la Comisaria Sexta inició una investigación de oficio por “supuestas lesiones graves seguidas de muerte”.

Fuente: Primera Edición

error: Contenido protegido!