Acoso sexual: denuncian y suspenden a un funcionario de Migraciones en Iguazú

El hombre fue denunciado por una compañera de trabajo, por el acoso de naturaleza sexual que ejercía, haciendo que se sienta humillada e intimidada, ya que éste presionaba y ostentaba poder político. Según pudo saber este medio, otras mujeres han sufrido el mismo acoso dentro y fuera del horario de trabajo, muchas con temor a hablar de lo ocurrido.

Iguazú (LaVozDeCataratas) El acoso sexual es una manifestación de la discriminación de género y violencia contra las mujeres, es una violación de los derechos fundamentales de las trabajadoras, y constituye un problema de salud y seguridad en el trabajo y una inaceptable situación laboral.

El acoso comenzó con indirectas hacia la denunciante, y éste sin importar las advertencias de la mujer continuó, convirtiendo su ambiente laboral hostil intimidando a la víctima, que intentó evitar toda situación, cambiando los horarios de trabajo para no compartir con el denunciado.

El tiempo pasó y el hombre continuó el hostigamiento enviando mensajes a la víctima. En varias oportunidades en horario de trabajo le hacía oídas y se acercaba por detrás sin que ella se percatara. El acoso sexual ejercido era verbal, con comentarios acerca de la denunciante, e insistencia para que tuvieran una relación, por otro lado, gestos de connotación sexual cuando se encontraba con la mujer en su lugar de trabajo.

En principio la denunciante, empleada de la Dirección Nacional de Migraciones en Iguazú, realizó los pasos administrativos correspondientes, donde fue contenida por sus superiores y sus compañeros. Al denunciado lo suspendieron por 30 días previo a la investigación que se realice ya que fue denunciado además en la Comisaría de la Mujer en Iguazú.

Según pudo saber este medio, otras mujeres han sufrido el mismo acoso dentro y fuera del horario de trabajo, muchas con temor a hablar de lo ocurrido.

Muchas veces por el desconocimiento de los derechos, sumados al  temor a no encontrar medios probatorios, porque se naturaliza el acoso como algo sin importancia, temor a la crítica de los compañeros de trabajo, o la presión por presentar la queja interna o denuncia judicial, se desestima a la mujer. Esta vez la denuncia llegó a la justicia y separaron al denunciado.

error: Contenido protegido!