Colombia: la policía quemó marihuana decomisada y los vecinos terminaron drogados

La policía de Antioquia quemó más de mil kilos de marihuana decomisada en el municipio de Bello. Los vecinos experimentaron los efectos del consumo de estupefacientes. “Estuve mareado toda la tarde”, dijo un trabajador de la zona en una entrevista televisiva.

Las autoridades colombianas de Antioquia señalaron como exitosa una operación contra el tráfico de drogas, en la que incautaron más de una tonelada y media de marihuana; sin embargo, no previeron que la destrucción del estupefaciente traería consecuencias.

Y es que, en medio de la quema de este psicótico, cientos de vecinos quedaron bajos los efectos de la droga debido a que los fuertes vientos causaron que el humo se propagara por gran parte de la ciudad de Bello

El trabajo de destrucción se llevó a cabo en los interiores del cuartel militar Pedro Nel Ospina, y los alrededores del lugar está completamente habitado por casas y edificios residenciales. “Se sintió una humarada muy horrible que salía de ahí del batallón, del Pedro Nel Ospina, y un olor a marihuana tremendo que trababa a todo el mundo”, contó el vecino Edilberto Castaño.

Los vecinos determinaron que el fuerte olor a cannabis provenía del mencionado batallón, donde la policía junto a miembros de la fiscalía autorizó la destrucción total del estupefaciente.

Desafortunadamente no previeron las consecuencias incendio y lo que provocaría la cantidad de humo y sus efectos a los barrios vecinos.

“Muy mareado, muy embobado, toda la tarde. Le toca a uno seguir trabajando, pero como muy embobado, uno que no está acostumbrado a esas cosas, como dicen, el pasivo es el que sufre más”, expresó el vecino Robinson Sepúlveda.
Fuente: El Comercio
error: Contenido protegido!