Confirman preventiva al acusado de abusar e intentar matar a joven

El sospechoso atacó a la víctima en un departamento del barrio Tajamar de Posadas. Está imputado por “abuso con acceso carnal, femicidio en grado de tentativa”.

La Cámara de Apelaciones confirmó la prisión preventiva al acusado de abusar e intentar matar a una estudiante de 21 años, señalaron fuentes del caso.

La resolución, firmada a mediados de enero pasado por el juez de Instrucción 7 de Posadas, Miguel Mattos, había sido apelada por la defensa del imputado, quien seguirá detenido y a la espera de que la causa sea elevada a juicio.

El sospechoso, de 26 años, fue atrapado durante la madrugada del domingo 5 de diciembre pasado en un departamento del barrio Tajamar de la capital provincial, en el que la intervención de efectivos del Comando permitió no sólo la aprehensión del individuo, sino también salvarle la vida a la víctima.

La declaración en sede judicial de la joven estudiante de Criminalística ratificó los primeros datos que aportó a los efectivos de la comisaría Segunda que intervino en las actuaciones.

La misma denunció que no conocía al supuesto victimario y que tampoco sabía cómo ingresó al edificio y a su departamento de la avenida Lavalle casi Centenario, en el citado barrio posadeño.

El hecho que se investiga, se conoció poco después que los efectivos del Comando y de la comisaría Segunda arribaron al inmueble tras el alerta al Centro Integral de Operaciones 911 y reanimaron a la joven que hallaron inconsciente sobre una cama.

Eran poco más de las 5 de ese domingo 5 de diciembre.

Uno de los vecinos facilitó el acceso hasta la puerta del departamento mencionado. Golpearon varias veces sin que nadie los atendiera. Probaron el picaporte y no estaba cerrada con llave. Ingresaron y encontraron a un joven semidesnudo encima de la muchacha. Sólo tenía puesta una remera (luego secuestrada para estudio de ADN).

Lo apartaron de inmediato y redujeron para proceder a desatar y quitar la mordaza de cinta de embalaje y restos de papel en la boca y fosas nasales de la víctima. La labor de RCP aplicada por los policías en la joven permitió que recobrara por completo los signos vitales y fuera trasladada al Hospital Ramón Madariaga.

Entre las evidencias y pruebas que se destacan en el expediente se pueden mencionar: un cable para cargar celulares, cintas plásticas para embalar y restos de papel.

El juez Mattos analizó el expediente hasta que le dictó la prisión preventiva al imputado por “abuso con acceso carnal, femicidio en grado de tentativa y violación de domicilio”. La defensa del joven apeló esa resolución, fundamentando entre otras cuestiones, que la relación sería consentida.

 

“Perspectiva de género”

Para los integrantes de la Cámara de Apelaciones, existieron varios puntos a tener en cuenta para llegar a una resolución, entre ellos la vulnerabilidad de la víctima, la violencia física ejercida sobre la misma y la flagrancia, indicaron la fuentes.

Todo ello abordado desde una perspectiva de género para la valoración de la prueba. De esta manera confirmaron la medida impuesta por el juez Mattos, precisó un vocero.

El acusado ahora quedó al borde de que el representante fiscal requiera al magistrado instructor que la causa sea elevada a juicio.

Fuente Primera Edición

error: Contenido protegido!