Serbia suspendió un festival europeo LGBTIQ+ por presiones de sectores conservadores

El mandatario, Alexandar Vucic, dijo que la cancelación obedece a la actitud de grupos de derecha y representantes de la Iglesia ortodoxa y admitió que los derechos de las minorías sexuales están bajo amenaza.

El presidente serbio, Alexandar Vucic, anunció la suspensión del festival LGBTIQ+ EuroPride que se organiza cada año en una ciudad europea y este año iba a ser en Belgrado, citando presiones de sectores conservadores, pero los organizadores aseguran que la actividad se realizará igual.

En una conferencia de prensa, Vucic admitió que los derechos de las minorías sexuales están bajo amenaza en el país al informar que el Gobierno recibió mucha presión de grupos de derecha y representantes de la Iglesia ortodoxa serbia para cancelar el evento.

Muchos de esos grupos conservadores han ganado fuerza en los últimos años y algunos aseguraron escaños en el parlamento durante las elecciones generales de abril en el país.

Los desfiles anuales del orgullo se llevaron a cabo pacíficamente en Belgrado todos los años, excepto en 2020, cuando el evento se canceló debido a la pandemia

Vucic mencionó también la crisis con el vecino Kosovo y los problemas de energía, alimentación e inflación que afectan al continente entre los motivos para suspender o postergar el evento, que está agendado del 12 al 18 de septiembre.

«No se trata de si ellos (los extremistas) son más fuertes. Simplemente no se puede gestionar todo, en un momento dado», afirmó, citado por la agencia de noticias AFP.

En la misma conferencia de prensa Vucic propuso extender el mandato de la primera ministra, puesto que actualmente ocupa una lesbiana, Ana Brnabic.

En su esfuerzo por obtener una membresía a la Unión Europea (UE), Serbia se comprometió a proteger los derechos de la comunidad LGBTIQ+.

El primer desfile, celebrado en 2001, fue recibido con violencia y contraprotestas de grupos nacionalistas y de extrema derecha, al igual que en el siguiente, en 2010, cuando más de 100 personas resultaron heridas.

En 2014, sin embargo, se celebró por tercera vez y el evento transcurrió sin incidentes graves.

Desde entonces, los desfiles anuales del orgullo se llevaron a cabo pacíficamente en Belgrado todos los años, excepto en 2020, cuando el evento se canceló debido a la pandemia de coronavirus.

En 2019, la capital serbia fue seleccionada para albergar el EuroPride en una votación aplastante.

Los organizadores aseguraron que el EuroPride se celebrará tal como estaba previsto y subrayaron que las prohibiciones de estas marchas fueron consideradas inconstitucionales por la justicia

Los organizadores del evento aseguraron que el EuroPride se celebrará tal como estaba previsto y subrayaron que las prohibiciones de estas marchas de la comunidad LGBTIQ+ fueron consideradas inconstitucionales por la justicia.

«El Estado puede intentar prohibir el evento, lo que supondría una clara violación de la Constitución», dijo el coordinador de Europride 2022, Marko Mihajlovic, en Twitter.

Por su parte, Kristine Garina, presidenta de la Asociación Europea de Organizadores del Orgullo que autoriza el EuroPride, emitió un comunicado diciendo que el festival no se cancelaría, a pesar de los comentarios de Vucic.

“El derecho a tener orgullo ha sido dictaminado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como un derecho humano fundamental”, dijo Garina, y agregó que cualquier prohibición violaría la Convención Europea de Derechos Humanos.

“EuroPride en Belgrado no se cancelará y reunirá a miles de personas LGBTIQ+ de toda Europa”, aseguró citada por Radio Free Europe.

Garina instó a las autoridades serbias a “mantenerse firmes contra estos matones y proteger el evento”.

Fuente Telam

error: Contenido protegido!