Posadas: Dos jóvenes denunciaron que fueron drogadas en un reconocido boliche

Valentina K., de 19 años, contó en sus redes sociales que junto a una amiga fueron drogadas en un boliche de Posadas. Ambas denuncian que sus bebidas tenían algún tipo de estupefaciente que les provocó varios síntomas relacionados al consumo de drogas. No responsabilizaron al boliche.

A través de su cuenta de Twitter, Valentina K., decidió contar un episodio que vivió el último sábado en el boliche Avá. Cerca de las 3 de la mañana, ella y una amiga, comenzaron a sentirse mal al punto de perder la fuerza de su cuerpo por completo y caer al piso. drogadas en un boliche de posadas

Al vivir esa extraña situación que les generó dolores de cabeza, taquicardia, falta de aire, pérdida del conocimiento, inmovilidad corporal, las jóvenes piensan que fueron drogadas sin ningún tipo de consentimiento.

“Salimos con un grupo de siete personas, todos éramos amigos y amigas que nos conocemos hace mucho tiempo. Compramos Vodka para tomar y mi novio me preparó un vaso para mí. Estuve varios minutos bailando con el vaso en la mano, después le invité la bebida a una amiga, ella tomó y volvió a pasarme el vaso. Un rato después se me cae el vaso al piso y se rompe. Por eso solo nosotras dos tomamos ese mismo vaso”, comenzó contando Valentina lo que recuerda de esa noche.

La publicación contando la situación que vivieron las jóvenes.

Cerca de las 3 de la mañana su amiga empezó a sentirse mal y de un momento a otro cae al piso. En ese momento todos acuden a ayudarla y retirarla del boliche. Mientras intentaban recomponer a la chica, Valentina empieza a sentir los mismos síntomas y también pierde el conocimiento.

“La cabeza me daba vueltas, me dolía, y a partir de eso ya no me acordaba muy bien de las cosas. Nuestros amigos nos ayudaron y después nos contaron los síntomas que teníamos porque de ese momento no tenemos ningún recuerdo”, dijo Valentina.
Entre los síntomas que tenían las jóvenes, recuerdan la pérdida de fuerza total de su cuerpo, tenían taquicardia y las pupilas dilatadas. Les costaba respirar, perdieron el conocimiento de lo que pasaba a su alrededor y tenían la boca seca.

“Nosotras sospechamos que había droga en la bebida. Pensamos que mientras bailábamos con el vaso en la mano, alguien pasó y nos puso la pastilla. Había mucha gente esa noche y todos pasaron por detrás de nuestra ronda”, expresó.

Las jóvenes no piensan que alguien perteneciente al boliche sea responsable de la situación que vivieron, sino que intuyen que alguna de las personas que asiste al lugar, les puso droga en su bebida.

“De nuestra ronda no sospechamos porque somos amigos hace mucho tiempo. Y no queremos difamar al boliche porque es la gente que va, no solo en ese boliche pasa, nos han contado que pasa en otros”, dijo Valentina.

Además, aseguró que se animó a contar esto para que se tome conciencia de las cosas que pueden pasar dentro de un boliche, rodeados de gente desconocida. “Estaría bueno que las personas puedan tapar los vasos o implementar vasos con tapas. Que las chicas lleven papel film en la cartera para tapar, porque es un segundo en donde pasan por al lado tuyo y no es seguro, hay chicas que salen solas y es un momento que no te das cuenta, la estás pasando bien y te ponen algo en el vaso”.

Fuente MOL

SEGUINOS

error: Contenido protegido!